jueves, 26 de julio de 2018

En busca de Leonard Cohen.

Y él retrocede
y ella avanza;
su tercer invento
mide a los dos.

El tercer invento (El Libro del Anhelo) Leonard Cohen. 


Hermana. Me voy.
Voy a ganar mi pureza,
es lo que nadie te da
y ese es el viaje que emprendo.
No estés tan triste en las noches
porque me pienses perdido,
búscate un novio discreto
y si llega Gato a buscarte;
en él he dejado algo mío,
para que puedas hablarme.
Yo siempre estaré escuchando.

No llevo más armas que el libro
de cuentos
que me trajiste de Lima  
y treinta monedas de oro…
tengo en un sobre canciones
que iré sembrando si llueve
y cuando la tormenta arrecie
me volveré igual que el río;
como se vuelven los sueños
que lo despiertan a uno.

Hermana. Me voy.
Voy a ganar mi pureza
nada es verdad hasta el día
en el que sangras por ello.
Tú me conoces de antes
y siempre has sido verano;
pero yo solo tengo renuncia
como respuesta a la hoguera
en la que queman el tiempo.

No será fácil seguir;
el fuego atrapa los ojos
y su calor nos abriga,
para volvernos ceniza.
Por eso quemo mi voz
y uso tan solo la llama
de un rezo
en el que pido por ti
y por mostrarte
algún día
a donde he ido a buscar.

Hermana. Me voy.
Voy a ganar mi pureza,
no escribiré hasta encontrar
a ese que busca también
por su parte
algún consuelo mejor que el final.
Te contaré del abrazo
y del lazo
que hace anudar el dolor
con su otra parte, el  amor...

Debes saber
que quise quedarme cada día,
que hiciste una casa mejor que la luna,
a la que tanto llamé;
pero aunque quise ser todos,
para que nadie notara
que había vendido mi rostro,
sé que la vida es en serio
y no se puede vivir,
no sin ganar tu pureza.

Omar Alej. 

No hay comentarios: