miércoles, 4 de abril de 2018

Yo no tiene futuro.

Daniel fue siempre una de esas personas demasiado preocupadas por los epílogos mientras que yo, por el contrario, nunca me proyecté mucho más adelante que uno o dos capítulos en mi vida.

La velocidad de las cosas. Rodrigo Fresán. 


Los puntos suspensivos
son de una belleza inagotable
e insurrección de lo podrido,  
me gustan como síntesis de un temblor
y resulta que no soy más que una parte
encadenándose a otra parte
que no inicia hasta tres días después.

Me perdí de las estrellas
estrellándose en mis ojos
por dormir sin gran pasión,
me giré para no ver
como la lluvia se pausaba
sobre un grupo de escolares
de uniformes color verde.
Podría decir que yo; pero no soy…

He dejado de sentir
y cuando nada más sentía
me golpeó violento el frío
y volví a buscar adentro,
exploré
lo que con miedo había cubierto
y ya de nuevo el corazón
va por delante.
Podría decir que yo; pero no soy…

Ruina total,
costal de huesos,
epidemias y barbaries,
mentiras blancas,
verdades negras,
sumisión y rebeldía,
descampados y refugios,
vivo, desalmado, testigo y criminal,
de dudar y de creer.
Podría decir que yo; pero no soy…

Ahora bebo
y ahora quiero,
justo antes –anteayer,
me decía indiferente
e intentaba vigilar
que nunca fuera
otro tanto de los tontos
que se ven en el espejo
y se echan a llorar.
Podría decir que yo; pero no soy…

Viento, abeja, minotauro,
Odiseo, Ícaro, verbena,
público, privado,
cemento, flora, fierro, fauna,
impostor, conquistador, hombre cabal,
cobarde, desertor, desposeído,
languidez, americano, ambigüedad.
Podría decir que sí; pero no soy…

Justo ahora llega alguien
y otro parte, otro se acaba.
Ahora él es quien comanda,
el capitán.
Podría decir que yo; pero no soy.

Omar Alej. 

No hay comentarios: