lunes, 5 de marzo de 2018

Un recuerdo se agota.

Siempre intento mantenerme en contacto esté donde esté.
No digo que te amo.
No digo que lo haya solucionado.
El sol entra por el tragaluz.

(20) La energía de los esclavos. Leonard Cohen. 


Me hubiera gustado acordarme de ti,
que a través del recuerdo
sintiera el alivio de tus manos
siguiendo en mi frente
una melodía;
pero no sé cómo entrar mar adentro
y traerme del fondo el aire
que hace falta acá arriba.

Sentado en la noche,
llevando abrigada la soledad
de estos tiempos
y pensando que hay pocos momentos
en los que un fantasma resulta,
no pude llegar a encontrarte.

En mi memoria se apilan
bolsillos de abrigos  
donde esconder la ansiedad,
tardes de costumbre
pateando pelotas,
silencios siniestros
que sonaban el fondo del acantilado.
Hay ahí restos de verbos
que me he robado de otros
y sé que también te contengo;
pero te vas en invierno
y aunque me rompo llevando
la obsesión y el delirio,
cuando quiero pensarte
termino pensando en mí
y poco más.

No es que no me acompañes,
lo que llegamos a ver
sigo fijo en mis ojos
y es el laberinto
al que desembocan las olas de cosas
que se atropellan sin orden.
No es que no tenga el tono
de tu voz al hablar
sobre el poco tiempo que hay
entre un naufragio y un faro.
No es que me hiera la dicha
que aunque estés lejos
se acerca y me ronda.

Lo que me pasa es que quiero
poder recordarte
cuando veo en negro y no puedo.

Omar Alej. 


No hay comentarios: