viernes, 16 de marzo de 2018

Un pobre romántico.


“El amor es el triunfo de la imaginación sobre la inteligencia.” 

HENRY LOUIS MENCKEN


No lo supo hasta entonces
cuando no dije nada
y me solté de la tierra
como granos de arroz.

Yo no era duro ni fuerte ni bueno;
estaba detrás de una máscara seca
y debajo tenía el gesto de susto
más espantoso que nadie haya visto
durante todos los años noventa.

Me rompí en algún lado,
el licor se ha encargado
de que olvide el momento  
y ahora que no bebo más
la memoria sucede
como la vida salvaje
en una puta maceta.

No podía esperar que supiera
la fragilidad de mi altanería.
Quería divertirse, bailar y reír y besar
y probar y seguir hasta el último día.
Todo podía suceder;
pero a mí me faltaba lo que había que tener,
para cruzar por la cuerda
y cuando por fin arrancaba
ella venia de regreso.

A veces hubiera querido
compartir la pasión que tenia
por la libertad,
otras veces detesto
que estemos rodeados
por un mar de gente
y es cuando sé
que yo ya era un caído
antes de caer.

Si se lo hubiera pedido,
pudo ser la ternura,
pudo ser la guarida,
pudo ser el calor
y pudo ser la esperanza.
No solamente es dolor
cuando te duelen los nidos
que abandonaron las alas.

No lo supo hasta entonces,
besarla había sido
la temeridad de un cobarde
y no dije nada…
nadie es culpable si un rayo
te hace seguir a las sombras.

Omar Alej. 

No hay comentarios: