lunes, 26 de marzo de 2018

Fotografía ( Fuera de foco ).

Estos Días es el tiempo de ahora con la información de antes, sin futuro todavía.

Za Za, emperador de Ibiza. Ray Loriga. 


Era el sol de domingo,
el típico sol de domingo
que se recrea al inicio
de una película trágica;
el que asentado en el pasto
consigue el color de las hojas de lima.

Tal vez dios era el ojo
que asomaba en el cielo
todavía despertando
y como a punto de ver un espejo.

Se podían ver los brazos
de los corredores
suspenderse en el tiempo
al mover los segundos
del reloj interior.

Las pelotas brincaban,
daban vueltas redondas
y posadas en los pies
parecían cristalinas.

Los arboles insurrectos
agitaban sus ramas
y avanzaban al centro
de las embestidas que el viento
usa como cuerpo.

Una pareja vestida de blanco,
con dos niñas preciosas que los custodiaban,
dirigían a un grupo de gentes
y en simultáneo hacían yoga;
rescindían la prisa,
sugerían que sus cuerpos
se habían vuelto de goma,
cada cual sonreía
y una chica al costado filmaba
con la misma cadencia
de un gato que espía a los insectos.

El peligro inminente
que hay en cada acto
parecía postergado
y tan solo a lo lejos,
en una calle discreta,
se veía un automóvil
de color aceituna.

Bicicletas de aquí,
para allá.
Un muchacho precioso,
en playera, sin mangas,
jugando a quitarles la cuerda
a dos perros ansiosos.

La virtud y la paz recubrían
cualquier punto que el ojo
decidiera buscar.
Yo quería creer y creer y creer
y casi empiezo a sentir
que podía ser uno de ellos;
pero la herida está abierta
y el dolor sigue siendo  
todo lo que pasó.

Omar Alej. 

No hay comentarios: