miércoles, 7 de marzo de 2018

¿Cómo son las lunas de la ciudad transparente?

¿Queríamos separarnos? ¿Era lo justo y lo sabio?
¿Por qué nos asustaría la decisión como si fuéramos
                                                           a cometer un crimen?
¡Ah! poco nos conocemos,
pues un dios manda en nosotros.

La despedida. Friedrich Hölderlin


¿Qué tal el viaje?
¿Ha sido tan largo
como lo deseabas?
¿Supiste al llegar
que ya habías llegado?
¿En qué hora recuestas
tus sueños
cuando no has dormido?
¿Te molesta si te hablo
con el mismo tono
en el que siento
hoy
las luces tardías?
¿Por qué dejamos de vernos?
¿Tú como yo
crees que tenemos más tiempo?
¿Quién pacta una sombra
cuando delante proyectan
una película que trata del vino?
¿Por qué es ahora
lo que no pudo ser?
¿Te enfadaras si pregunto
cuantas veces al día
te dan ganas de nada
y si además me recuerdas?
¿Cuántas preguntas
son necesarias,
para que la verdad
sea cierta?
¿Has sabido de mí?
¿Cómo fue que has logrado
resignarte a que hay tiempo
y a que el tiempo se va?
¿Todavía crees que el café
nos salvó, como especie,
de algo aún peor?
¿Te ha llegado la postal
de mi viaje a California?
¿Ya sabias que el recuerdo
es un musculo encima
de todos los músculos
que tenemos en el cuerpo?
¿Ayer viste la luna?
¿Cómo son las lunas
de la ciudad transparente?
¿Te da igual o te jode
que tú y yo no tengamos
amigos en común?
¿Te has vuelto a sentir
en medio de una tormenta
que solo es tormenta contigo?
¿Guardas alguna
de mis más usuales palabras?
¿Te han servido de algo?
¿Pudiste descifrar
la ocasión, para la que uno
se preparar sin saberlo?
¿Dónde tú estás
la gente sospecha
que aquí estamos
sin dejar de pensar en ellos?
¿Dirías algo para mí
si ves pasar un perrin
con los dos ojos
siguiéndote?
¿Por qué dejamos de vernos?

Tal vez ya sabias que yo no
y fue que se hace de día
lo que se hizo en la noche
y así es como llega la hora de irse.

Omar Alej. 

No hay comentarios: