lunes, 19 de febrero de 2018

Todo. Con muy poco.

     Eres extraño, sales de un huevo
puesto por tu ausencia.

Estaciones (III). Ted Hughes. 


Con muy poco;
un juego de llaves que sirvan,
para abrir las bodegas
de lo que una vez se llamó
y ha dejado su nombre
porque decirlo tenia
el limpio aspecto de algo
que nunca ha sido verdad.

Ahora está lejos la lluvia
y para que empiece a llover
falta muy poco,
un gabán azul de ocho botones
e invocar al que recibe
a los que vuelven la luna
a los jardines de tiempo
que son indispensables,
para cualquier laberinto.

Con muy poco,
solo eso que no busca conservarse.
Algunos frutos
más dulces que saber
que ahora el verano se ha podrido.
Algunas legumbres
más frescas que la ola
que era parte del iceberg.

Un mercado cercano
donde comprar los videos
a los que estamos buscando
nuevas geografías del recuerdo.

Seis horas de sueño,
el amanecer
y la noche que tiñe de sombra,  
para que otro día se levante.

Con muy poco me basta,
para no pedir
ni más de la fe  
ni más al olor  
ni pactos más fuertes
ni tardes completas.

Con muy poco,
recoger su silencio
de entre su cabello suelto,
pintarlo de negro
mientras preparo el café
y saber que ya viene
porque escucho su voz
hablando palabras
que no tienen sentido;
pero llenas de gracia.

Siendo aquel niño lo supe,
unos querían ser brillantes,
pasear por las calles,
decir qué sabían dónde encontrar el futuro,
romper con astucias
el peso de la tierra seca;
estaban contentos
por tener frente a ellos
lo que parecía tan solo la entrada
de puentes aéreos, en días de fiesta.
Yo lo que quise fue ir
a donde uno está bien
viviendo sin eso.

Con muy poco,
apenas lo elemental;
esa codicia sutil
por lo que impide
que el odio
haga el amor por mí.

Omar Alej. 

1 comentario:

BESSIE CERÓN dijo...

Canción
https://www.youtube.com/watch?v=uS7X-UhzspY