jueves, 8 de febrero de 2018

Hoy será un día perdido.

<<Aunque las mulas se afanan, en una especie de hipnosis constante e inflexible, la carreta no parece avanzar.>>

Luz de agosto. William Faulkner. 


Todo bien con el amor,
con aquello que olía de lejos,
con eso de hacer palmas
cuando el sol nos ubica
y nos brilla en la frente
el blanco al que da
una flecha de aire;
pero hoy no será
porque hoy no pudo ser.

Todo bien
con la espalda de la respuesta
sobre el pecho de la duda;
pero hoy no será
porque hoy no pudo ser.

Todo bien con el vaho
de la voz en el invierno
sin dormir,
cantando algo,
dejando en nada
aquel cansancio
y en la luna, como si volviera abrirse
aquel portal a Neverland;
pero hoy no será
porque hoy no pudo ser.

Todo bien contigo en mí,
sintiendo que si quiero hablar
tengo que partirme en dos;
pero hoy no será
porque hoy no pudo ser.

Todo bien,
la idea de la libertad,
la fuerza para ir despacio,  
el silencio de ciertos recuerdos,
la prisa de algunas monedas,
la sensación de que las nubes
se estremecen cuando bajo la mirada
y las llaves preparadas
siete pasos antes de llegar;
pero hoy no será
porque hoy no pudo ser.

Todo bien con cada día,
los que fueron, los que vienen,
los que están dentro de otros
y los que nunca se oscurecen.
Es precioso ver que arde la ciudad
por las brasas que dejaste ocultas 
en las casas de los hombres 
que te echaron;
pero hoy no será
porque hoy no pudo ser.

Omar Alej. 

No hay comentarios: