martes, 13 de febrero de 2018

Ella la imagen del dolor.

entonces golpeó mi corazón
con una fuerza terrible
y me dijo <<Este corazón
no es tuyo>>

Junto a los ríos oscuros. Leonard Cohen. 


Si la fuerza del dolor
te apretara en cada hueso
y si además se esfuerza,
desplegando mil doscientos vigilantes
de su cruel infantería,   
ya verás que no es tan fácil ignorar
que habrá una luz
una vez que todo estalle.

Lo prudente, si eso pasa
y los ojos de un tendero
te acribillan,
es saber que lo que grites
no parece una señal
sino el camino. Tu camino.

Si descubres que estas solo
saca fuerzas del recuerdo
de las lunas que una vez se deshicieron
y dejaron que lloraras.

Hay un gesto de dolor en cada acto
y cada acto sin dolor
no es más que un gesto.
Aquí estás, como cualquiera,
esperando.

Lo más lejos de ti
también estás tú;
pero que no te emocione,
poder duplicarte
ya no es ni siquiera un detalle.

Si la fuerza del dolor
gana contigo
es porque te ha elegido
y te mantiene
lo suficientemente vivo
como para que sientas
el deseo de morirte.

Quédate mirando siempre
lo que pasa con su cuerpo,
si se mueve, si se tumba,
si es que tiembla.
Si es que esgrime
algún placer al movimiento,
nunca dejes de mirarla.
Hagas lo que hagas, sigue mirando;
si el dolor jamás se va
entonces que Ella sea su imagen.

Omar Alej. 

No hay comentarios: