jueves, 7 de diciembre de 2017

Shameless.


"No me queda energía para ocuparme de los grandes problemas del mundo".

La Mancha Humana. Phillip Roth. 

Qué bonita que es tu casa;
esa casa que quedó
en un solo pie junto al peñasco
cuando el filo del temblor
rajó en pedazos el concreto
de cada sueño a la redonda.

Ya lo sé que ahí no están;
pero quiero ser también un mentiroso  
cuando digo lo que he visto
y a través de tus ventanas…
si he querido ver un lince
lo he mirado recostarse
junto a ti y vigilar mis intenciones.  

El café peor del mundo
lo probé en tu cafetera,
directamente
y sin servirlo en una taza;
te sentiste por primera vez
acompañada.
Eso fue lo que surgió
entre tantos
otros temas de evasión.

En tu cama han dormido
mil mejores comisarios
del placer y el sexo duro
(duradero y sostenible).
Yo tomé cosas prestadas
de tu cuerpo
y las conté sin ser discreto;
justo ahora el sector más marginal
de nuestro barrio está enterado
que al follar gritas el nombre verdadero
de Godot y está esperando...

No te alcanzan los dineros,
no hay cortina en la bañera.
Nada más que ese colchón,
sin una base,
es tu escalera pa subir
al mar de fondo.
Cada grieta en las paredes
aventura viento frío
que calientas con la ávida
parrilla que robaste
de un camión de mercancía hecha en Taiwán.

Nada temes,
todo pasa y nada importa.
Te entretienes en saltar
la hegemonía de los dramas
y sonríes mientras fumas
un canuto;
porque yo acabé muy pronto
y ya me voy
de tu casa que es bonita
y no cayó cuando el temblor
rajó en pedazos el concreto
de cada sueño a la redonda.  

Omar Alej.  

No hay comentarios: