miércoles, 24 de mayo de 2017

...y también habrá consuelo.

Mi chica no estaba
Cuando fui a comprobar su amor
Pero estará hoy
Rezo a Dios en las alturas.

Mi chica no estaba. Leonard Cohen.

Sé que el mundo
aquí en la tierra
puede ser algo malevo,
despiadado e irreversible
en su agonía.

Duele, pues
es un dolor que se hace grande
mientras pasan los misterios
uno a uno develados
con tal furia
que es espanto, todavía.

En mi cuerpo
siento ahora
el sinsentido de una lucha
que al final acaba en muerte,
sin remedio…

Más un río
puso un pez entre mis manos
y también habrá consuelo.
No sé donde
o quizás aquí lo tengo
y no sé abrirlo.

Será lluvia,
un día azul-hondo
que parezca todo hecho,
para hacer de dinamita
y explotar contra el calor
que me incinera aquí en el fondo,
en mi trinchera sin ventanas.

Hubo en día que se fue;
me podía reponer a pesadillas
y seguir soñando dentro de una esfera
que era hielo y derretía.

No podría regresar
porque persigo levantar,
contra el destino,
un corazón sin resentir,
siendo sensible a las maneras
de cortar con tanta angustia.

Cuando más oscuro se presenta mi interior
no puedo ir en contra de él
que ve acabada la esperanza.
Sin embargo hay consuelo por ahí.

Se ha de mostrar y reponerse;
podría ser que venga en mí
y no he aprendido como abrirlo.

Omar Alej. 

1 comentario:

Anónimo dijo...


Ay, me siento rara porque justo hoy me sentía mejor anímicamente hablando… pero este terminó dándome. Jaja :/ … pensar que este mundo terrenal puede llegar a ser tan despiadado, tan doloroso… con nada mejor que un aguante… imaginar, sentir ese sinsentido de la lucha porque al final todo muere “sin remedio…”. Me conforta y frustra a la vez. mm creo es ese sinsentido, y darlo por hecho, no buscar más razones por las cuales seguir y no saber como entregarse o como descubrir ese consuelo, esa cosa que dará un alivio… imagine de repente que tal vez llegue con la muerte inevitable… Me gusta imaginarlo ese alivio ahí, con la lluvia que calma eso que te quema… me gusta la intensidad de esa parte y la calma con la que lo visualizo, como cuando todo parece pausarse e ir en cámara lenta. Reponerse a pesadillas ! Que buena esa. Me la guardo para darle sentido a las mías, luego… Que pues, con esas ganas de levantarse contra lo que ya está escrito, con lo que supone debe seguir pasando… ese corazón sin resentimientos… me da melancolía, me da ternura, me da amor, pero con algo de bajón. Esa entrega a la sensibilidad de uno, a las formas que uno tiene para lidiar con sus propias angustias, su interior con todo y sus pedazos negros. Dejarse llevar por eso, y aún así creer que algo se esconde por ahí esperando aliviarle. Como un tesoro muy bien guardado. Imagino alguien ya varado dentro de si mismo, después de tanta lucha, sin saber donde seguir buscando, como seguir luchando, como chingados se ve y se siente el dichoso consuelo.

FloresFer.