jueves, 11 de mayo de 2017

Es real porque es muy breve.

Besas mis labios y ya está:
de vuelta a Boogie Street.

Boogie Street. Leonard Cohen.


Todo, todo, es muy breve
¿Cuánto pudo haber durado la creación?
¿Es que dura todavía?

Todo, todo, es muy breve.
Pobre halcón, pobre la cebra;
pobre examen que le hacemos a la vida
y la destruye.  

Nuestro beso en las mañanas
y mi amor todo completo,
aferrado a tus pestañas,
a tus pómulos quemados por orugas.
Te molesta que lo diga y que no calle;
pero es breve.

Todo, todo, es muy breve.

Lo siento,
al final la eternidad se ira volando;
muy, muy breve, como todo.

Si me quieres condenar
y llevar preso hazlo pronto,
ya he salido en libertad
y de vuelta a mis fracasos.

Reflexiono sobre esto
lo he leído en algún sitio, estoy seguro:
<<Aquí y ahora>>
<< Vive deprisa, muere joven
y deja un bonito cadáver.>>
No soy nada original;
pero igual ya se ha acabado el alegato.

Todo, todo, es muy breve.

Sueño y sueño,
con tal fuerza que termino
donde el halo de Morfeo no ha llegado.
Es acaso que termina estar despierto…

La mañana se hincha alegre
como un foco de energía voluptuosa;
voy saltando en la cuerda,
tan cansado como el día de tu mudanza:

La distancia terminó sin que moviera un solo dedo,
eso es arte.
Muy, muy breve, como todo.

No digamos lo que fuimos
porque nunca fuimos más que detectives acabados.
Siempre andando sobre el crimen
que se había cometido justo antes 
y tal vez con nuestras manos.

Hoy te extraño,
tú me entiendes.
Todo, todo, es muy breve
y nosotros no deberíamos de serlo.

Omar Alej.

No hay comentarios: