lunes, 10 de abril de 2017

Cinismo -¡espina, esquirla y cadena!-

Va a ser diferente
Algo peor
Algo más ridículo
Algo así
pero más corto.

Eso es. Leonard Cohen.  



Tal vez este mundo sí es el mismo de ayer
y no he sabido cambiarlo.

Qué sueño más largo
qué extraña mañana en la que despierto
¿Por qué es todo igual?
¿Cómo he podido seguir sin saber nada del aire
que se ha vuelto gas negro
entre yo y las ventanas?

La guerra de ahora es un modo asustado
de la guerra de antes.
No quisiera perder los reflejos  
y mi cabeza se rompe,
ya he luchado bastante
contra quien no quise ser.

Si añoro quedarme
tan solo me hundo bajo la urgencia
de un escaparate, para anunciarme
y que alguien me lleve. De aquí
a donde sea.

Tengo plena conciencia
-¡espina, esquirla y cadena!-
que al cabo de un rato la risa se acaba.

Ella tiene sueño, rutina y dolor
¿Cómo podía saber lo vacía
que llega una carta cuando llega tarde?.
Los amigos se vuelven
por donde nadie más pasa.
Queda un letargo, después.

Veo que se marchan
uno a uno los días
en los que creí que podría conseguir
algo más que una prorroga infecta
de la que todos queremos saber si es nosotros.

Este es un día en el que sé
con cuantos poemas trabé,
espejos o peces.
Solo me ha quedado la sed incurable,
por tardes de lluvia.

No me estoy rindiendo,
lo qué sé que me toca de esfuerzo
es todo cuanto puedo dar.
Ni siquiera he llegado al momento
de dejarme ocultar en una tregua.

Debo seguir
porque mi corazón
quiere más;
otro golpe de eso
que lo hace detener,
lo convence y lo asusta.

Debo seguir creyendo que hay más realidad,
además de la pena en la que se levanta un hombre cansado
de tanto llegar a la piedra cuando esta cavando.

Ya nunca pude olvidarme de ti
y espero que la fruta
todavía te sepa a la promesa
de estar de camino a la meta.

Guarda una ilusión
donde quiera que sea
y si yo ya no brillo
no me mires así…

Porque sé que yo apago la luz
que no debiera apagarse.
Son ya tantas veces
que lo que tengo de fondo
no es más que resistencia;

Me olvidé de algo
que justo ahora me gustaría recordar.

He olvidado
para qué sirve esta tierra
y es para ti.

Tal vez este mundo sí es el mismo de ayer
y no he sabido cambiarlo.

Omar Alel.

No hay comentarios: