viernes, 3 de marzo de 2017

Más allá de mi desesperación azul.

Abandonado como los muelles en el alba.
Sólo la sombra trémula se retuerce en mis manos.
Ah más allá de todo. Ah más allá de todo.
Es la hora de partir. Oh abandonado!

La canción desesperada. Pablo Neruda.


Hoy quiéreme más allá de lo importante
y si ves que no soy yo,
que no contengo la materia que conoces,
igual quiéreme siendo el otro, el que no soy.

Si me atacas
que sea siendo que ganaste
y ya no por tu derrota.
Hoy quiéreme
como quiere el río el mar,
para ser la lluvia que llegó hasta salarse.

Hoy quiéreme cariño
con el fango y los cadáveres de aves
que debían de llamarse.

Con agujas y el hechizo
de poder mirar el fuego que consume
en tu belleza;
porque estoy en el descenso
de una cima que rompí;
además en este intento
es la fuerza del espejo,
es la duda que me rompe.

Con mi traje negro,
mi camisa limpia,
el pelo peinado
y la voz que tengo,
estaré temblando;
pensando en el tiempo
que me queda acá y parece poco,
por eso te pido, hoy quiéreme.

Estoy fatalista
y a punto de hacer lo que siempre hago,
volver a cagarme en mi mismo y punto.

Hoy quiéreme,
más allá de nuestra sangre fracasando,
más allá de las heridas insultando,
más allá de ese segundo en el que nace una palabra,
más allá de otros puertos esperando por tu arribo,
más allá de lo que sabes que podría destruirme;
más allá de la mañana, cuando no queramos regresar.

Más allá de mi desesperación azul.

No soy dueño de este día,
al despertar vi que se hacía
en el imán que tira fuerte
de allá afuera
y es el sol que tiñe el negro
en los horarios.

Hoy quiéreme,
que la vida se me aferra hasta agotarme,
es el último día que yo quiero que me quieran
y no logro durar más.
Nada más querré mañana, nada.
Nada a través de las serpientes
que revuelven el paisaje.

Omar Alej.

1 comentario:

Anónimo dijo...

ay, no se si me está gustando sentir tanto ultimamente. Es hermoso, me da pa bajo, me parece muy tierna esa forma de pedir cariño. mas allá de todo. como un cariño muy puro. sin limitantes ni condiciones... incluso algo de cariño en ese asumir una victoria y no una derrota. como si se quisiera dejar de lado cualquier tipo de combate. me da mucho sentimiento pensarte cayendo por tus propias causas... esa sensación de intentar y aun así romperse.... me pone algo triste imaginar todo eso del poco tiempo. el "no estar", imaginarte tan apuesto y frágil a la vez... esta fatalidad... ah. porque hoy? se siente esa desesperación azul.... me gusta mucho, porque lo siento mucho. al final solo querer ese cariño por un solo día.... creo imaginar como es que tanta vida aferrada se vuelve agotadora. me imagino si tendría que ser al revés, si ésta tendría que dejar de aferrarse a ti para poder librarte de ella... para que el poco tiempo deje de esperar... porque ya no puedes mas con ella.... se me anuda la garganta. imagino que en desesperaciones todo suele ponerse así medio fatal, pero también muy bello, sabes? muy emotivo. muy que no sea todavía la hora de partir, que se alargue el último día en el que todo es cariño.

FloresFer.