jueves, 23 de marzo de 2017

Bombillas rotas.


¿Por qué iba yo a querer temblar en el altar de la iluminación?
¿Por qué iba yo a querer sonreír para siempre?
El colapso del zen. Leonard Cohen.


Una estrella que se sigue en una bicicleta
es una idea; pero es en realidad la idea de otra idea:
Un recambio que cayó en el silencio
o durante el turno a la palabra de algún otro
o a mitad de un parpadeo que cruzó
con la luz de automóvil, en dirección de impacto.

Uno más de los demás,
estoy pensando en elegir.

My sister morphine
me cuenta de un hombre asesinado con navajas
por dos mujeres, en las festividades
del pueblo natal de sus abuelos.
No logro recordar en qué cosas pensaba
cuando no había pasado la codicia.
Lo primero que vino a mi mente
era un crimen pasional; pero al día de hoy
nos gobierna el sindicato de deudores al Monopoly.

Esa frase última es sutil. Ya te lo explico.
Es la mala baba de que solo veo a hongos bobos,
diciendo que tienen algo que decir…

No debía de importarme,
alguno me dirá que a mí me gusta
celebrarme los cumpleaños en Camboya
con Black Label and Cocaine;
pero pienso en dos o tres calles abajo.

No es lo mismo resultar que resaltar del crimen la leyenda.

Ahí mismo, en la banqueta levantaban
los castillos más inmensos sobre los que se haya columpiado
un hombre araña.
Y eran tan altos
que del cielo caían ángeles con el culo picado,
por las puntas de las torres.

La canción era el fuego cotidiano,
para asar los días del año 1997.
El poema, un silencio dedicado,
para ver pasar a Rosa por detrás
si hacía calor y por delante si hacía frío.

Yo mismo debería vomitarme sobre mí
y responder a esa pregunta
que me hacen los mineros justo al fondo,
en mi memoria ¿qué demonios hago acá?

¡I dont believe me!

Rebeldías de revista
con envidia a las dichas descremadas…

Uno más de los demás,
estoy pensando en elegir.

Yo vi al Men sin las dos piernas
y montado en la locura se reía
porque nunca había pensado en hacerse futbolista,
hasta esa tarde.

¿Recalar contra inocentes?
cada uno es lo que es.
Esto es la vida.
Sin embargo cuando bebo
me hace mal ver tantas luces aluzando
bombillas rotas.

Una estrella que se sigue en una bicicleta
es una idea; pero es en realidad la idea de otra idea.

Omar Alej.

1 comentario:

Anónimo dijo...


uy! :O no sé, lo siento con una actitud mas rockerpunkie, jaja no se si es esa la palabra, pero lo siento con tono grave, rebelde, algo de arrogancia al hablar, de burla, de juego. pero con algo de fondo, me imagino esa idea de otra idea, de quizás otra idea, como un teléfono descompuesto, que al final puede no parecerse a la idea principal. muchas ideas. jaja mmm, ajá, me gusta esa rudeza, en "solo veo a hongos bobos, diciendo que tienen algo que decir..." pero nadie lo hace en realidad. y lo veo de repente todo así, el mundo, todo y todos, encima de un tablero, e imagino esa combinación de desprecio y de impotencia por no poder hacer mas. no se, es? creo que quizás me fui por la tangente de nuevo... y creo que es impotencia, porque al final te importa, aunque algunos no lo crean... no es lo mismo resultar que resaltar. me gusta. wow... jaja me gusta muchísimo eso que sigue, las ciudades levantándose, la gran civilización, las canciones para resistir, la poesía para los mas simples placeres, deseos... y el preguntarse porque se está ahí. el no creerse ni a si mismo... como si no se perteneciera a este tablero. ni a otro. no sé. me da una sensación muy rara de no poder pertenecer a ningún lugar porque no se puede estar de acuerdo o conforme en ninguno. mm yo que se, "cada uno es lo que es, esto es la vida." jaja y me gusta, haber volado por tantas ideas con solo ver bombillas rotas. imaginandolas tan cotidianas en una noche borrosa.

FloresFer.