viernes, 24 de febrero de 2017

Seductor Vs Ladies' Man

<<Marie: te amo; eres muy buena conmigo. Pero debo irme, no sé exactamente porqué; estoy loco. Supongo. Adiós>>

La máquina de follar. Charles Bukowski.


Asumir lo que él pensaba
es un riesgo petulante y esnobismo.

Sin embargo, con tres tragos,
sin mujer a la redonda, adivinarlo
es un juego cuando menos divergente.

Asumo que piensa en el modo
en el que ha llegado a verse rodeado
por nadie además de mí;
que encima parezco un afiche sacado
de un disco de Rugrats, supongo.

Algo en él cuenta una historia de noche,
no es el color negro de todas sus ropas,
no es el anillo de cuervo en su dedo anular
y no es la marca en el cuello.
Es –quizá, su cansancio
el que puedo notar en los sorbos pequeños
que le da al botellín de cerveza
que se antoja debe estar tibia y caldosa.

Lo curioso es que al mismo tiempo en el que abrazo su soledad
-como una nena que se entrega a curaciones con el malo del colegio,
también puedo distinguir que una aureola diamantina
se le pone sobre el seso revirtiendo la empatía
y dando paso a una enorme sensación de mezquindad
y envidia;

Pero qué hace acá este hijo mal parido de mil putas,
si seguro que en su casa una morena está vestida
como un hada, esperando para hacerle felaciones,
sacrificios, carnavales, aquelarres y meriendas.

Qué maldito y qué tarado con su aire de veneno,
para aquel que no comprende;
melancolía de panfleto es lo que eres
¡Trovador!

Muérete con tu mirada atravesando la pared,
púdrete con tu desprecio por las nalgas de Beyonce  que se ven en la pantalla.
Anda ya con tu marisma de cinismo a otra parte.

Yo he venido, para ver si quizá luego
-cuando hubiera apalancado un taburete
ya con cuatro o cinco vodka tonics,
me animaba a conversar con alguien vivo.
Sin embargo este Egar Allan devenido en un Siddhartha
me obsesiona y me perturba:

Yo estoy solo y lo sé;
pero a él ¿qué es lo que le pasa?

Omar Alej. 

1 comentario:

Anónimo dijo...


Me gusta, no sé pero traigo mucho la imagen del cartel del viernes y creo que imagino algo así, ya sabes? la pose tal vez? imagino que podria ser un poco el estilo de ladie's man, e incluso de seductor, dependiendo de donde se vea. supongo... imagino su misterio, esas ganas de adivinarle, sus historias de noche... de repente siento que es como verse a si mismo... por eso le abraza la soledad, por eso comprende el cansancio. o quizas solo es de tanto observarlo. jaja y ese revés.... de la empatia a la envidia... me gusta, es tan, real. jaja pasa de la comprensión a la maldición, porque ese halo de diamantina no es suyo, mmmm pero me gusta jaja ese cambio, su forma de maldecirlo, de desaprobarlo jaja, me hace algo de gracia... "trovador" como insulto jajaja no se porque eso siempre me da algo de risa. y entonces, me cambia la perspectiva tambien, y solo veo a un don, aburrido dejando que la cerveza se le entibie. absorto en la pantalla de un bar... me encanta todo lo que al otro puede ocurrirsele mientras bebe y lo observa y se obsesiona con él. Pensar en su cabeza, en sus historias... jaja me gusta, me gusta mucho. imagino que eso debe pasar todas las noches en algunos lugares. dos hombres bebiendo solos, sin hablarse, uno pensando en la mente del otro. inventarle todo para despues darse cuenta que es mera suposición y no tiene ni idea de que, quien o que le pasa a ese otro.

FloresFer.