viernes, 6 de enero de 2017

En la actual coyuntura, básquetbol el domingo.

“Ahora me voy a fumar un cigarrillo
en la bañera
y luego me voy a ir a
dormir.”

Manual de Combate. Charles Bukowski.


Hoy le escribo a la suerte
de su beso en mi boca,
del sabor a café en sus labios,
de las palabras que suenan
cuando cruzo la puerta
con todos mis dientes canallas.

Hoy le vengo a pagar
al camino que guía
a mi hermana a mi casa;
donde de nuevo es la nena
que se ahoga fumando
sus primeros cigarros
de hachís con tabaco.

Hoy es que es me froto la espalda;
veo qué hay nada en mis manos
y sencillo me digo
todo lo que hemos ganado
seguro que lo regalaste”

Lo hago porque sube el miedo
y cotiza muy alto
entre valores ausentes.
Yo estoy brindando hacia dentro
una expedición aún más movediza
que una calle rota con la luz oscura.

Hoy le escribo a la vida
que no vivieron los inmortales,
Cimetiere du Pere-Lachaise.

Hablo con mi vieja,
me cuenta que aún duerme
que la he despertado.
Se ha dormido tarde
mirando comedias
en las que Kevin Costner
hace de mi padre.

No quiero alardear,
le escribo al coraje que siempre tuvimos;
nuestra propia fe ha sido un incendio
y solo rescatamos un libro de recetas,
para hacer pasteles.

No puedo olvidarme
que grandes palabras
vuelven y revuelven,
para continuar su camino al parnaso.

Todavía queda mucho
que podría perder;
pero no entregaré la alegría.
Marisol, Christo y yo
iremos a jugar básquetbol el domingo.

Omar Alej.

No hay comentarios: