jueves, 15 de diciembre de 2016

Melancoholic.


Quisiera llegar
a conocerte
mejor y mejor.

Mejor. Leonard Cohen.


Tengo un lagrimón en mi corazón
y estoy queriendo que el mar se seque:

Ser parte de la nación
donde no hay llantos muriendo de nieve.

Puedes ver a mi alrededor;
pero esta vez estoy cayendo
silenciosamente.

en mi rincón arrumbado”
que diría un taburete.

“No sabrás
¿cuánto fue
lo que nos pasó?”
(eso debe de estar
en alguna canción).

Solo yo y el café
en la taza de hoy,
mi libro del amor
se rompió
al soñarse un ventilador.

Y también perdoné
-como tú,
la maldad que en las nubes dejó
nuestra dirección.

Nadie va a contar
con mi historia
a quien venga de otros planetas
de adentro:

Suele ser muy menor
lo que piensas universal.

Me dejé mucho más
que las hojas de un otoño
en el fondo del cristal.

Ardo y quiero decir
lo que tanto te dije:
Otra vez ¿o falle
o no fue una posibilidad?

Dejaré la misión de encontrarte
en oscuros;
voy de aquí y llego allá.
Cada calle en Santiago
no es
como la imaginamos.

Todo se arrastró en palabras largas
que no sabían significar.
Como estaba cansado
me fui
y te llamé con un vaso
e hilos de plata.

Cuando el comprador
me chocó
pude ver
que dejaba caer
nuestra ceremonia
y eso sí que está bien,
nadie ama por nada:

Ni siquiera tú.

Perdóname por poner
en papel
cual era tu esperanza.

Omar Alej.

No hay comentarios: