viernes, 4 de noviembre de 2016

Es amor que no se asusta.

Ni suma de accidentes, ni mero participante de un ideal genérico, el ser amado es la idea concreta de su perfección individual.  Todo ser es una estatua trunca, a la que sólo el amor devuelve sus curvas mutiladas

Escolios escogidos. Nicolás Gómez Dávila.



Que entre estas palabras quepan los divorcios,
los labios del hombre sin besos,
las medias de mujeres sin dios entre las piernas:

Que hagan amalgama el tiempo y la distancia.

Que pase un viejo pernoctando
y vaya en busca de su esposa huida
a través de las auroras sin paraguas.
Ojala que surja un joven pisoteando margaritas
porque quiere y no le quieren,
mientras hace sus deberes.

Aquí dentro nos sirva, para hallarnos un abrazo entre soldados
que hoy –a la mañana, han recibido la noticia de que Ivana
ha decidido tener nupcias con Miguel,
un cobarde pacifista y criador de gatos belgas.

Duele ver que están sacando
de las letras del amor
al solitario, al pecador y al miserable.
Hay un mundo breve y débil,
para ti que estas perdiendo realidad
en lo que juegas a perder.

Yo dispongo esta carpa,
para darles la ocasión de un último momento
con la luna, bajo lluvia, entre farolas;
aguantando el desamor que los castiga.

Son mentira las promesas
y también el para siempre en los deseos.
Sin embargo sube el tono de la voz
en la canción que canta el alma.
Yo rescato del olvido
a la chica que amenaza con matarse  
si me voy:

Que esta tumba de secretos sea su casa
y hay navajas
y hay cianuro
y hay mis manos por si quiere maniatarse
antes de probar a verme muerto…

Hace un tiempo
lo dejó o la dejó o se dejaron,
para cada uno de ellos se abren rutas de caminos
que hasta el sol mira llorando;
que sea alto el volumen del adiós
que lo imiten esos montes y ermitaños
incrustados -como espina, en un poema.

Lo que quiero es abarcar
hasta ese cuarto donde está el desamparado;
ese mismo que engañó
porque pensó que era mejor no fracasar
en su versión del génesis.

Yo he bebido y me doy cuenta
que algún día he de caer,
que aún hay noches para ser de cualquier parte
y cualquier cosa.

Yo le escribo justo a aquel
que se siente hecho pedazos
y que sepa que con él anuda el viento
que del sur llega hasta el norte.

Omar Alej.

1 comentario:

Anónimo dijo...

"the answer is blowing in the wind" :D

"dentro de la propia sombra de -un poema- está la vida, está la vida, está mi vida."