martes, 8 de noviembre de 2016

"Casiacudo": un sueño-film.

“Quisiera cobijarla bajo cualquier objeto perdido,
en un rincón extraño y mudo
donde tu estremecimiento no pudiese esparcirse.”

Canción de amor. Raine María Rilke.


Me acerco al mostrador donde un guerrero preside
con santidad y con fuerza.
Quizá es la primera vez que entro;
no hay lo que busco y no han de vender lo que tengo.
Me toca tirar por afuera, hacer -con lo que se les cae al salir,
un pájaro menos…

No debiste intentar llamar su atención ni pararte de manos
sintiendo ofrecer un ángulo oculto en un punto ciego;
ahora no eres más que un anunciante intentando levantarse del piso
y aunque ya has aprendido las palabras que querías aprender,
todo aquel que te cruza tapa sus oídos en la parte que sigue al destello estelar;
a nadie le importa escuchar cómo suena –paso a paso, el romperse.

Puedes acercar al fuego tus hojas,
frotar la tinta hasta que logras decir que ese es también combustible
y quizá quieras haberte convertido en aquel que no eres;
pero si alguien te ama no podrá hacerlo por tus puntos negros.

Si me fuera necesario apuntar sobre las cuatro esquinas
en las que puedo dormir sin enredarme de frío o insomnio,
entonces el mundo nacería de una hoja de papel
que ha sido doblada hasta quedarse en recuerdo.

Sentado ya sé cuándo estoy muy triste.
Algunas de mis violencias se han levantado y andan;
se cuelan en alguien que va haciendo distancia sin saber dónde vivo.
Eso estaba anotando en la pizarra de la clase
y el celador de aquel libro puso mi espera detrás de la vida, 
para que me perdiera…

Es un loco maestro
que quiere enseñarme a estar preso sin buscar la salida.

Si te pudiera transmitir
lo dividido que es el camino sobre el aire, para un niño delfín,
me sabrías apartar de tanta película quemada
y poner la música de entrada, para un sueño-film.

Cada gota de la lluvia me parece puede ser
la semilla, la raíz, la corteza, la rama y el otoño;
después dice una señora que ella va a barrer toda el agua
de los charcos ¿Dónde quedo yo?
Esto digo por decirlo
pues se espetan de mis manos palabreos
que retumban en mis pies y hacen que pise
el contoneo de las olas.

“Casiacudo” es el nombre verdadero del futuro
y mientras tanto entre pliegues de una tela que no es
saco el alma de un sombrero
y del fondo de su copa suelo hacer aparecer ciertos signos de interrogación.
Sé que es breve y que es secreto;
pero alegra en mi novela
partes tristes de una sola soledad a luz de velas.

No he tenido referente a esta discordia;
me creía preparado, para el amor.
Sin embargo no lo es todo y cuánto cuesta.
Omar Alej.

1 comentario:

Anónimo dijo...


Ese fragmento del principio que lindo! a veces siento que se unen siempre con el final de cada texto, como el punto en el cual una línea se une a otra y es un camino de nunca acabar. Creo es por eso de cobijar la canción de amor... "donde tu estremecimiento no pudiese esparcirse" el amor, que no lo es todo y cuánto cuesta... como esa contradicción de querer tenerlo guardarlo como si si lo fuera todo, cueste lo que cueste.... a mi al principio me suena como quien va pasando nomas, como quien vaga sin hogar... no sé... me da esa sensación "con lo que se les cae al salir" y eso que sigue... ese "a nadie le importa escuchar como suena, -paso a paso, el romperse" son todos, incluso nosotros, seguro. un mundo de sordos... :S y creo puede ser un libro, hoja, un papel, incluso una canción al romperse, pero imagino que es mas que eso, es como si se rompiera quien esta detras de él también... es una intención por revivirse, ... por refugiarse, sin frio e insomnio.... me parece muy bello esa imagen, de una hoja de papel que ha sido doblada hasta quedarse en recuerdo. :) es nostalgico, es bello.... y además es como irte deshojando no? :O :O bellisimo! "algunas de mis violencias se han levantado y andan" ... me gusta esa parte del sueño - film... es como algo que puede ser abstracto, imposible de quemarse.... mi mente viaja de una idea a otra, del loco maestro que no quiere que busques la salida, a esas gotas de lluvia que pueden terminar en árboles! __ y llegar a las olas despues de barrerse, es todo un viaje, todo un sueño- film... y que sea de instantes, porque "casiacudo" nunca llega en realidad, y es como si siempre se quedara la duda en el aire, siempre sale, como por arte de magia. :O que bello que sea esa brevedad y secreto (ese casiacudo) lo que aviva las cosas tristes, lo imagino tan bonito, justo como eso, como algo que aviva, sea lo que sea. lo que sea que se sienta... y termina en el amor, y en cuánto cuesta aunque no lo sea todo... (sigo sigo) y hago un recuento de lo que vi al principio en medio y al final, y me quedo en esa brevedad, de todo lo que se fue siendo desde un principio. de como todo puede levantarse y andar y colarse en los demás que no saben de la existencia de uno... :O se me hacen los ojitos de plato. siento que puede ser todo o nada a la vez. jaja ya me debraye mucho? que si se siente como un sueño... film. de algo que que caaasi logra llegar, pero al final no lo hace. le estoy dando muchas vueltas? :S es como si hubiera dos partes. del texto. lo que se es y luego lo que se sueña...

FloresFer.