viernes, 14 de octubre de 2016

"...Play fucking loud!"

Broken hands on broken ploughs,
Broken treaties, broken vows,
Broken pipes, broken tools,
People bending broken rules.
Hound dog howling, bull frog croaking,
Everything is broken.

Everything is broken. Bob Dylan.


Son chicos muy listos
y no van a cambiar de opinión
porque los obligue a ir conmigo al campo de béisbol
o a tomar un helado en la heladería
de la calle cincuenta y cuatro;
en todo caso querrían -como entretenimiento,
verme colgado de un árbol
o haciendo las piruetas que no hace su perro, martin.

Como su padre
ni siquiera he logrado ser un fracaso,
solo soy un extraño
al que los obligan -cada dos semanas,
a tener que ver y pasar un rato;
quizá sea una lección, para ellos,
de que uno no siempre consigue lo que quiere.

Mi fuerte no es el ingenio
y la fuerza de ellos, contra mí, es el silencio
y un arma de desprecio invisible que colocan en su regazo.
Nos sentamos en el jardín,
siempre que hay ocasión les pregunto
si acaso desean hacer otra cosa;
su respuesta es que no:

Justo ese día lo que hubieran pedido
es no tener que salir.

Me quedo con sus caras,
las señas que tienen de un hermano que ya murió;
lo llamábamos Cash.
En el color de sus ojos veo un viejo árbol
y hasta creo que nuestro vinculo
es su gesto de incomodidad.
Les acaricio el cabello,
para quedarme en las manos su olor.

Sé que su madre nos mira
-desde la ventana, cada seis minutos.
Entiendo que la veneren
y que ese amor sean cotas de burla,
para papá;
Me gusta que sean leales,
a fin de cuentas yo abandoné a mi familia
por perseguir a aquella morena
con el sombrero de flan de piel de leopardo.

Yo tenía un sueño de niño:
Mi vieja entraba en mi cuarto
y me encontraba llorando
<<¿Quién es mi padre, ma?>>
le preguntaba cubierto de llanto
<<Tu padre es Bob Dylan, pequeño,
tu padre es Bob Dylan>>

Hoy de nuevo voy a verlos;
le llevo una armónica a Billy
y el disco de Oh Mercy es para Woody.

Tengo poco más que darles;
pero es mío.

Omar Alej.


No hay comentarios: