jueves, 6 de octubre de 2016

"...como si fueran saetas"


“Un día, a las cuatro,
nos separamos por sólo una semana.
Ay!, esa semana dura todavía.”

Sol de la tarde. Constantino Cavafis.


Las palabras son metáforas.
Si digo triste,
Ella se imagina a ella
con su frasco de pastillas
y su cuerda de saltar
en el puño apretado
de la frágil sensación
de sentirse enamorada.

Él supone que no es él
y por eso pasa de concursos
y ficciones;
se ancla rápido a la mica de un reloj,
para ver llegar a tiempo la repetición
de un gol de Maradona.

La muerte aplaude.
El giro es lento.
La luna se rompe
o los lobos mueren de hambre.

Todos se enloquecen,
arden en la gloria
de pausar un letargo
y el entronque con otros se rompe
porque una ventana aparece en pantalla.

¿Qué digo
cuando digo
que el amor es un comercio?

¿Qué es la pena,
cuando peno a través de una posible
situación de contrabando
con mi alma?

¿Quién se muere
cuando digo que me matan?

En el orden de las cosas
¿Qué pecado es la creación?

Son metáforas de nada que se encarne,
las palabras
y de todo lo que pueda suponer;
nuestra ilusión de haber llegado
y ser el sueño de un instante.

¿Qué fantasma observa un niño
cuando digo que soy yo?

Omar Alej.

No hay comentarios: