miércoles, 21 de septiembre de 2016

Mis amigos. Mis molinos.

" Pasan lentos los días
y muchas veces estuvimos solos.
Pero luego hay momentos felices
para dejarse ser en amistad.
        Mirad:
somos nosotros.
Amistad a lo largo. Jaime Gil de Biedma.


Mis amigos,
sus historias de nevadas,
de un calefactor que los expertos
se empeñan en llamar un corazón.
Sus caminos empedrados
con la vista a los abismos;  
sus memorias de las aves que volando se marchaban
y de coches que arrancaban
tarde y lento,
para irse de la pena.

Me tendrán que perdonar
porque no esté en mejor forma,
para poder alcanzar los vuelos en que van
con sus ángeles guardianes,
disidentes.

Mis amigos
son gigantes, molinos que trafican
con las horas que están llenas
y ventanas que hacen libros con la boca.

Se molestan y apabullan con su fuerza
a los fantasmas del diluvio
y de la culpa y del castigo;
uno de ellos lo maldijo al presidente
y después formó nación
con marinos de juguete
y muñecas sin cabello, rape al cero.

No los tengo
porque son parte real
y en parte son un karma que grabé sobre los muros
vagando debajo de los puentes.

La riqueza que me dan
es cuando vuelvo la mirada
y veo que van sin prisa alguna,
mis amigos. Mis molinos.

Omar Alej.

No hay comentarios: