lunes, 19 de septiembre de 2016

Más allá del mal tiempo.

“Tu existir es de donde
percibe el pensamiento,
por la arena de mares
amigos,
la eternidad en tiempo.”

País. Luis Cernuda.


Ha de ir suave
lo que ante ti aparece
como una lengua de espinas
que te relame la cara.

Detrás de las puertas cerradas
que tienen las casas al final de la calle
por la que nadie pasa,
un corazón se calienta:
no tan mayor
ni tan oro
como aquellos que saben;
pero tiene swing y sabor
aprendido en el corte
de una hoja en los dedos.

Lo que cocinan adentro
es proteína que bebes
en un saludo cualquiera
que un desconocido te ofrece,
porque al mirarte pasar
se le ha subido el recuerdo
de aquellas copas de vida
que compartió en el hartazgo.

Me viene honesto decirte
que están detrás del hollín,
en la cara aturdida de quienes no saben
de qué sitio vuelven,
los panaderos del pan más noble.

A lo que ves incompleto,
solo le falta mañana;
es la labor de las cosas
representar nuestros sueños
y ¿con que soñamos ayer?

Levanta tu rodilla del suelo,
la rendición no es aún.
Pasta de dioses,
es lo que sientes endureciendo
en tu piel;
pero serás más veloz.

Con tus ojos abiertos
llamando a la luz
también veras la salida
y llegaras hasta el mar,
antes no te detengas.
No te estoy dando el sol
es tan solo un lugar a la sombra
y que te impida apagarte.

Y cuando llegué el final,
el punto definitivo
de cada una de las palabras,
yo sé que sabrás
con cuanto amor amaste
y respiraras otra vez.
Ahora mirando
más allá del mal tiempo.

Omar Alej.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Qué bello es! me gusta, esa calidez, más allá del mal tiempo, que lo que raspa llegue con suavidad, que donde nadie va, también hay almas calentándose, que tienen algo aprendido... que tienen algo que ofrecer... me gusta, esa parte, del saludo cualquiera que un desconocido ofrece, como si eso alimentara o avivara también lo que uno lleva dentro. "se le ha subido el recuerdo de aquellas copas de vida que compartió en el hartazgo" uff... es tan, no sé, imagino algo así como reconocerse... en esa gente extraña o al revés, los otros en ellos, en sus saludos fortuitos, saberse iguales al compartir en tiempos distintos ese cansancio.... no sé. me gusta esa sensación no de esconderse, pero de estar detrás... ese "lugar a la sombra" para verlo todo, para no "apagarse" de ver al mundo aturdido y confuso... Incompleto porque aun no llega el mañana. :) creo que queda justo. así nada más... seguro algo de lo que soñamos ayer, ya ha sido completado hoy. Pues que venga el mañana. La piel endurecida.. ay, y seguirá cierto? tomando mayor dureza... en ciertas partes del cuerpo. Y me gusta eso de que será en cierto momento, en el cual salir de ese lugarcito, que pareciera un refugio para no extinguirse, que cuando llegue el final respirará otra vez, lo imagino como una llama, que al respirar crece.... " yo sé que sabrás con cuanto amor amaste y respirarás otra vez" que bonito, ya sabes, me refiero a que es bellísimo, y me gusta un montón. Es algo de admirarse, saber mirar más allá del mal tiempo.. saber esperar.

FloresFer.