martes, 13 de septiembre de 2016

Debilidad/Resistiendo.

-¡Oh dolor! ¡Oh dolor! Devora vida el Tiempo,
Y el oscuro enemigo que nos roe el corazón,
Crece y se fortifica con nuestra propia sangre.

El enemigo. Charles Baudalaire.


No es el encierro,
no es la resina del cobre.
No son las altas temperaturas
ni las tormentas;
son mis nervios que se ataron a los rayos
el mismo día en el que los ojos del esclavo
revivieron a seguir el fuego de venganza.

No me enfermo de catarro
o de un mal bicho en el guisado.
Se lo digo a los doctores
-no me busque en la merienda,
son mis nervios
que rebotan de una imagen de violencia
al perjurio de cualquier seguridad.

La botella, el tiempo, la luz,
el mensaje, el sonido, el corcho,
todos instrumentos de alegría
que cortantes en mi pecho
se me han hecho sensación
de peces muertos a los que se comen
las gaviotas.

Arrastro el doble de esfuerzo que tú
en mantenerme de pie
sosteniendo una antorcha
a la que devoran sombras de flores…

A mí me asusta esa luz
a la que tú te diriges,
yo estoy huyendo del depredador
que tú quieres cazar…

No es que el camino que llevo se estrelle,
es que estrellarme es mi camino;
mi apuesta.
Siempre vuelvo a los versos de Baudelaire
porque me hacen confiar
que lo que me está rompiendo
me mantiene unido con las lunas
que me llaman.

Miedo, soledad, angustia, dolor,
Siento.
Qué fuerte que estoy
con todo esto adentro
y cargado de piedras,
busco el ocaso que aguarda
en el mundo abisal.
Sigo.

Eso tú no podrías hacerlo;
ser débil es mi renuncia,
mi desobediencia.

Omar Alej.

1 comentario:

Anónimo dijo...

uff, oye..!! creo que se vuelve de mis favoritos. preciso, justo, honesto otra vez, sin aparentar lo que no se es, sin asignarle culpas a todo lo externo, sabiendo que todo ese miedo, esa soledad, viene de ti de dentro, de que sientes. "son mis nervios"... anclados a todo eso que llama a la resistencia, a ese sentimiento de duda... como si éstos fueran la coraza, una coraza que igual te enferma. que te protege en la mente pero no en el cuerpo. :O no sé, esto me acaba de salir así.. Esos instrumentos de alegría que te cortan, ay, y más eso, de verlos como carnadas, como lo que otros se comen, pero tu no. Es como si lo vieras desde otro punto y no quisieras ser parte de ello, por eso le huyes... "que lo que me está rompiendo me mantiene unido con las lunas que me llaman" wow! me encanta esa, como si eso te mantuviera en tu origen natural... *__* que bello... me gusta esa sensación de que lo que te destruye de a poquito, te amarra más a lo que realmente eres. no sé. puede sonar algo.. obscuro no? pero me parece bellísimo. "Que fuerte que estoy" con todo lo que cargo, con todo lo que me debilita... incluso arrastrando pies y manos por no poder más, pero seguir. "busco el ocaso que aguarda en el mundo abisal" y seguir, como seguir pabajo, llegar al fondo, no a lo alto. Saberse fuerte, débil, resistente, contra todo, al darse cuenta que nadie más podría llevarlo así, como tú.

FloresFer.