lunes, 8 de agosto de 2016

Los visionarios.

“Tres niños pequeños se me acercan corriendo,
soplando sus silbatos,
y me gritan:
¡esta usted detenido!
¡anda borracho!
y comienzan a pegarme
en las piernas
con sus macanas de juguete.”

Policia. Charles Bukowski.

Los visionarios prevén de todo,
días completos de los que son dueños;
cruzan miradas y no hay intriga
suelen saber dónde hay un sitio,
para los juegos:

Donde hay un riesgo,
para guardarse de las fronteras
que pone el miedo.

Hay quien me ha dicho
que son muy crueles;
pero conservo en la memoria
-de mi alma rota,
cosas brillantes que no eran oro.

Si acaso llueve,
los que no ven se han ocultado
bajo los techos de un espejismo;
pero ellos son visionarios
y pasan en clave el mensaje
de que está lloviendo
solo agua fresca.

Todo aquello que aún no saben
que no lo sepan;
no es importante quien tiene más
o quien tiene menos y eso además
¿qué significa?

Yo soy borracho,
un borrachin inofensivo
que baila y canta porque no quiere sentir la pena,
así conjuro a las despedidas
y además ellos
también van un poco descontrolados.

Los visionarios son camaradas
se muestran firmes riendo de todo
y si me caigo porque he subido más de la cuenta
hacen que el golpe estuviera escrito
y que lo he hecho bien.

No son mis hijos
ni mis sobrinos
ni mis hermanos
y no lo son todos
los que son niños…

Los visionarios
son una especie de enanos dioses
que luego crece
y guarda el secreto,
dónde no sabe que lo ha guardado.

Andan más grandes con otros pesos
y van buscando lo que ocultaron;
después de un tiempo de estar volviendo
recordaran que ellos también
tuvieron ojos de visionarios.

Que vieron bien,
sin hacer daño.
Siendo valientes
seguir jugando
a ver ahí
en donde nadie había mirado.

Omar Alej.

No hay comentarios: