viernes, 26 de agosto de 2016

(Esto es un poema)

“Fuego en los campos amarillos:
en cuerpos mucho tiempo unidos
la claridad grabó una espada.”

Acto. Pere Gimferrer.


Definitivamente,
quiero estar contigo
(Esto es un poema).
Ya no me importa
si por la mañana
te habrás escapado
en un tranvía,
en un crucero
o en una expedición extranjera;
buscando los restos
de una raza futura
sin nociones de ayer.

No se desgasta
la madera en cruz;
si duermes, el cristo
se besa con él
y en un solo dios
es la suma de ella
(Esto es un poema).

Colecto el encuentro,
es este un rayo,
y en mi mano cerrada
es un pico.
Definitivamente,
quiero estar contigo:
te necesito,
para ver al carbón
hacer verbo
y al verbo
hacer carne
(Esto es un poema).

De ti estoy perplejo,
arrullado en trapecios
de la marea alta
y no es por la ilusa manera
en que celebro las lluvias;
aún si deforma,
no es por la pena animal
con la que mis besos se asustan
(Esto es un poema).

Algunos rostros
encarnan el sueño
¿De cuantos se dice que son libertad?
Otros somos mascaras;
pero el tuyo jamás será tiempo.
Confío en que el amor
es un toque de queda
(Esto es un poema).

Definitivamente,
quiero estar contigo.
Me busco en tu historia
(Esto es un poema).
Siento salvarla,
la fuerza en color
de la transparencia:
insumisa ante los poderes,
sin significar la violencia.

Porque primero eres tú,
porque primero eres tú,
porque primero eres tú
y lo afirmare tres veces,
untando luna en tu piel
y la sangre del gallo
(Esto es un poema).

La sombra del ángel
anidada en tus manos,
ha ido a pisar
las notas del piano
y afina el arroyo
con los entresijos del viento
(Esto es un poema).

Cierro los ojos y veo.
Abro los ojos y veo.
No toco y veo.
Vaga mecánica,
me hurgan y veo.
Estas hecha día
porque puede verse
mi vista, mi mente,
consuelo y ternura
(Esto es un poema).

Definitivamente,
quiero estar contigo.
Mi asedio es con brisa,
con altos lugares
más allá de la cima
del cielo
(Esto es un poema).

Vestida de selva,
lisérgica voz
entre tintas negras;
nosotros, de antes,
-¡Poesía!-
nunca podremos
volver a invertir
quien soy tú
de quien eres yo
(Esto es un poema).

Omar Alej.

No hay comentarios: