viernes, 20 de mayo de 2016

Converso en el corazón.

“De otro. Será de otro. Como antes de mis besos.
Su voz, su cuerpo claro. Sus ojos infinitos.”

Puedo escribir los versos más tristes esta noche. Pablo Neruda.


Cuando leí aquellos versos
ya no pude reponerme
del aroma a juventud…
entonces supe que quería sentir lo mismo,
así de hondo,
así de fuego,
así de humano.

Y acabé, para sentirme en el naufragio, una vez.

La distancia en cada huella de la arena
que dejaban los turistas al andar,
entró en la habitación
sacándome hacia el vaso,
donde estaban hilvanándose las lluvias
del anhelo.

Minúsculas fracciones de la vida en las palabras
se habían vuelto
el tiempo entero y, corazón,
mi propia luna.

No tenía ni la fuerza del león
ni la astucia de los lobos;
pero era que había visto ante mis ojos
la belleza encarnada
solo en viento de sonora brevedad.

Nunca más creí en la cárcel.
Contra el gremio de lo obvio
entré en lo oscuro de aquel mar;
descubrí que ahora veía las medusas
y eran yo.

Mis amigos
me dijeron que mi rostro era de otro.
Luego en casa, fue mi madre
que asustada me pidió
que no volviera;
que mi acento se había vuelto
algo espantoso.

Yo empaqué lo más ligero que tenía,
un amor.

Y fue mi vida atracada
por el verso que era sal
que era espuma
y se movía.

Cuando ayer lo volví a ver
fue la misma ecuación
del universo.

Ojala que me haya visto
emocionado;
pues ya no somos más los mismos
ni él ni yo.
Omar Alej.

1 comentario:

BESSIE CERÓN dijo...

https://www.youtube.com/watch?v=43VyrUFEyNo canción