martes, 3 de mayo de 2016

Con hombres azules.


“y es tan tierno como
para hacer llorar
a un hombre, pero yo no
lloro,
¿lloras tú? –“


Pájaro Azul. Charles Bukowski.


Que las ruinas no supongan
el principio de una era diferente
da lo mismo.

Que se quede el foro como esta;
y si acaso ese cartel,
donde dicen que sonría,  
es para mí,
me da igual:

Solo son las intenciones
de un ángel que no lleva infierno dentro
y es tan soso
como alguien que te dice que te ama
sin querer saber que tú tampoco…

Que suban la luz,
que la bajen,
que la corten
que la rayen
o la vendan niños lindos en un  suéter,  
son problemas que no tengo.

La verdad,
es un problema que no tengo:

Lo que dicen del dolor
siempre es, apenas nada.

Solo pido que huela
un poco más a madera;
que el olor se palpe viejo
en el sepia de la voz del whisky.

Si el imbécil policía  
sigue dentro
y tus tías le cocinan
y le ponen en la cama,
con vermut y boggie nigths,
yo no creo
que debiera de importarte en realidad;

Piensa en la noche.

Lo esencial
es que se queden esos hombres
que han captado el desierto en sus miradas;
los que viendo que quemaron a los peces
todavía están mordiendo un mondadientes.

Si los muertos ya se han muerto
y no hay rastros de milagro
ni dios padre…
lo mejor algunas veces
es quemar el paraíso,
empezando por Adán.

Verdadero es alegrarse de que llueva
y que la lluvia
dé su canto a los pájaros azules
en los corazones de los poetas;
que programen a Bethoven en la radio
y revienten las campanas de los templos.

Si pidiera;  
lo que habría que tener no sería nada comparado
con el mundo, por ejemplo, que me piden que desee
y mi deseo es una silla donde estar de frente al tiempo,
tinta china, tres libretas y una chica en buena forma
que camine alrededor mostrándome que esta desnuda,
arreglada para mí  y siempre dispuesta.

Y no atacarla,
no hace falta ser el jefe;

Cuando el mar solo ve idiotas
embarrados en las playas,
como moscas por ahí,
lo mejor es esperar;

Tomarla igual
que si tomaras un camino que te lleva de regreso.

Solo pido que huela
un poco más a madera;
que el olor se palpe viejo
en el sepia de la voz del whisky:

Así olían desde entonces
cada uno de los hombres más hermosos
que yo vi.
Omar Alej. 



2 comentarios:

Anónimo dijo...

Chaqueta de cuerdo, jeans deslavados, un porro y sentarse a ver la funcion en modo rock & roll.

Carlito

Anónimo dijo...


Empiezas muy "da lo mismo" "me da igual", con esa indiferencia soberbia, de quien ha visto lo mismo aunque sea "diferente"... eso del ángel que no lleva infierno.. uff.. Como si todo aquel que no lleve fuego adentro fuera tan aburrido y eso, soso... tan superficial... con ese ejemplo lo matas, lo aplaudo. "la verdad es un problema que no tengo" jajaja la amo, lo que todos dicen como "verdad" apenas y se acerca a ella, no? mejor no digan nada. shhh... SHH y me gusta oír ese SHH en ese ambiente amaderado, viejo, de sabios y extraños, con humo y whisky. muy old-fashioned rock :D mejor me quedo ahí. pensar en la noche. Claro, hombres con el alma en los ojos... con el sentir en la entraña. La verdad como el gusto por la lluvia... pájaros azules en días azules, y empiezo a sentir menos la indiferencia descarada por lo demás para mostrar tu verdad... como eso que pedirlas tu a diferencia de lo que pediría "el mundo" .... jajaja "como moscas por ahí, lo mejor es esperar" jaja :P me gusta ese: tomarla como se toma un camino de regreso y pfff, que así huelan siempre. a madera, a whisky, que se vean en esos tonos cálidos pero desgastados... así tumbados en un sillón con la mirada diciendo... -vas...

FloresFer.