martes, 26 de abril de 2016

Sin titular.

¿quién es el nuevo dios, que se ha impuesto a la tierra?
¿Y si acaso no es dios es un demonio al menos... ?

Era él, ese loco, el sublime insensato... Gérard de Nerval.



Estar encorvado
es su forma de estilo
y llegado a viejo
asumido una fragancia
de madera con licor de café.

No le ha sido posible
devolver los boletos que recibió,
para salir del infierno;

Hubo un niño que una vez cogió sus manos
y le dijo que llevara
envuelto en ellas
ese frágil corazón de la esperanza.
Pero vio
que no había nadie
que quisiera ir a ver a los caballos galopar,
sin retenerlos.

Testa cana y piel opiácea,
poco cree en los veranos.
Tiene claro
-ya hace tiempo,
que hay sueños
que es mejor no despertar
pues caen del muro explotando 
mientras duerme su jornada
un hombre simple.

Cuando todos se habían ido,
afincando dividendos en sus bolsos
y en sus partes,
se siguió por donde ya no iba nadie.
Y, ahora solo,
decidió probar al mar;
lo llamó puta decidía
y mostrándose sincero
saco espuma por la boca,
él también.

Si lo vieran
en Paris meando al Sena,
Gérard de Nerval
habría dicho que era el hijo de la lluvia:

No escribir
es el atuendo de un poeta;
cada vez que la poesía
es solo un mito.

Ya no sabe si amó
siempre
o si acaso no amó
nunca.

Cuando alguien le pregunta
su pasado,
el futuro tiene oídos delicados;
no podría reponerse…

Y siempre cuenta la misma historia.
La que trata de una balsa hecha de plomo
que flotaba sobre el aire;
no es Ahab
ni es Sísifo.

Es otro igual a esa obsesión
que es cualquier otra absurdidad
como motivo.
Omar Alej.

1 comentario:

Anónimo dijo...

uy.... puedo verlo, casi olerlo, su forma de andar... que ternura verlo con el niño, imagino su mirada, algo distante y ajena a ese frágil corazón de esperanza... ajeno a quienes no pueden ver un animal libre. Me da la soledad. Pero de esa que es parte del mundo de cada uno... de él. Uff, me gusta bastante el no despertar los sueños, que pueden explotar mientras los demás duermen. Es cuidarlos, como si valieran tanto que no pueden desperdiciarse así, permeando a " los hombres simples" y de nuevo va solo, por donde ya nadie va... y mostrar su parte mar, lo imagino con esa espuma como por hacerse de compañero al mar. Como por decirle, yo también soy azul, y soy calmo y soy tempestad... :O no sé si sea así, pero así me gusta, así me parece bello, como hacerse uno con él. De ahí que pueda ser el hijo de la lluvia... no contar el pasado, por no herir al futuro... uff, como si al contarlo, recordarlo se condenara a sí mismo. Y que es obsesión, otro motivo absurdo... como un ser errante sin sentido... un mito buscándose sentido sin lograrlo... :O
será? que es así? que lo reconocí así.

FloresFer.