lunes, 4 de abril de 2016

Padre e hija.


“Yo creo en el amor a través de los años” 

El cuarto de al lado. Fito Paez.


Padre e hija
juegan a que todo es un juego,
el llanto,
la autoridad
y hacerse de madera
una cerca que custodie la belleza…

Nos reciben  
y todas las calles vecinas
se levantan a comer en sus cocheras,
para verlos.

Yo uso gafas
pues deslumbra
ver a un chico convertido
en luz de faro,
para mí que soy naufragio.

Uso gafas
¿quién diría?

Veo a los ojos
¿quién diría?

Me regalan una vida
que no se me ocurrió
ni cuando fui la pesadilla
de todo cuanto habíamos soñado;

Me he quedado tan contento
que me enfermo de catarro
al otro día.

Sé que ellos
-en familia,
atraviesan las películas del mundo
y no se salen de la luz
aunque la sombra quiera verse reflejada:

Cuatro estrellas, universo.

Padre e hija:
otra acción de la natura
que me vuelve admirador
de una lucha sin regates
y pagándose al contado.

Hoy es lunes;
pero ayer estuve ahí
y nos fue como la vez
en la que vi
que sobre nubes
suele crecer la raíz
de cada historia de esperanza.

Si me siguen invitando
voy de nuevo a la alegría
de tener en otros cuentos
la fortuna de contar;
la bendición de una versión
que antes no vi
sobre el amor:

Son padre
e hija.

Omar Alej.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Uso gafas para que otros no miren mi expresión cada vez que te veo venir
para que no me miren morir de alegría y de la rabia de no poseerte
porque este montón de sentimientos explota a través de mis ojos
bastante rojos adormilados o drogados... o no se que.
D.R.S.