lunes, 21 de marzo de 2016

Luego de reír: Resiliente.


"¿Quién conoce el fin? Lo que ha emergido puede hundirse y lo que se ha hundido puede emerger. Lo satánico aguarda soñando en el fondo del mar, y sobre las ondulantes ciudades humanadas navega el apocalipsis."

P. Lovecraft.


Yo no sé
como se arregla el mundo
y ya no pido
que mejoren ni la suerte
ni el destino;

Cada uno es como es
hasta en las cosas,
sobre todo en las cosas.

Algo en mí se sobrepone
al corazón
cuando no hay pulso
en las ideas de la gente:

No sabría distinguirme de aparatos
que rompió la lucha
entre olor a primavera
y el azufre.

Vuelvo de la oscuridad
y aunque mancho con hollín
un cuarto blanco;
acabo -luego de reír, emocionado.

<<Soy un imbécil>>
Te diré
si me preguntas la razón de continuar
buscando algo.

No es que haya vuelta de caer
ni que se pueda ignorar
el cielo abajo de hormigón
que se consume;

Pero de pronto dice yo
una pasión sin emular
que hace de rifle entre mis manos
…y la mirada a rayos equis se me activa.

No es que me haga soportar
mejor el miedo;
es que le gusta descubrir,
en cada fuente de dolor,
una razón para el valor
de un hombre débil.

Se lucha más,
llaman a paz,
hacen la guerra.

No estaba harto
ni siquiera entonces.
Ha habido días de estación
y también noches en que vuelves;
pero lo bueno del motor
de mis palabras
es que se acciona con saber
que hay otros pueblos
a través de una ventana.

Y cuando vino el alacrán
y cuando al odio y al amor
los refractaron en un film
no les creí que también yo
me había alienado con la farsa:

Icé un poema y resistí.
Igual al viento.
Igual a la marea.
Omar Alej.

No hay comentarios: