jueves, 11 de febrero de 2016

Duda razonable.

Amiga del camino
endiablada lealtad de amapolas
y yo granizo
encima de esa procesión de sangres
granizo una siembra elemental de piedras vivas
que todo lo aniquila.

Amiga del camino. Pedro Casariego.


La escena es conmigo
muy rígido y quieto:
sospecha en mis ojos.

Como un modelo,
como un yihadista,
exploto mi cuerpo…

Es un cuarto oscuro
y estoy buscando.

Yo digo que una palabra.
Ella dice que a Ella.
Un amigo me dice que fuerza
y valor
y alegría.
Mi nombre dice qué son resultados
y el tiempo devuelve
lo que no he tenido.

Los niños de antes,
los niños de ahora,
los niños del mañana.
En fin,
los mismos niños,
son sugerentes,
siempre.

Alguien habló
y no lo veo
¿cómo luce la voz
de un hombre sombreado?
eso que busco,
no es…

Entre recuerdos,
memorias sin uso
se suman,
se restan,
y dicen que es vida
y eso seria;

Pero el futuro
dispone del cambio
a medida
que siempre es más ancho
o al menos estrecho.

Un nuevo salvaje,
una belleza insultante:

El marco invisible
de los volcanes,
la vuelta al pasado
de una mirada cansada…

Una cura contra la suerte,
dicen los pobres.
Un amor de verano,
esta en un cartel.
Una extraña religión,
Ilumina en oriente.

(<<Tu parte>>,
de nuevo Ella.)

Y yo estoy buscando;
pero
¿qué?

Omar Alej. 

No hay comentarios: