viernes, 26 de febrero de 2016

Cartero, The fucking song.


Cada lunes a las 10 era sábado de fiesta. Venia el niño al taller y nos poníamos morados de contentos. Inocentes, sin prejuicios y mirando con la cara impresionada, descubríamos el mundo en canciones; e invitados de ginebras y cervezas por los Beatles, por los Rolling, por la luna… un amigo cuando es ágil es un viaje por entre las luces y las sombras y también es mucho más (Forever Young). Nos salieron bellos cantes y poemas y novelas… y mil chistes que contar a nuestros viejos, para verlos devolverse sus momentos juveniles ¿Qué aprendimos? Quien lo sabe, la música viene sonando.

Nos decimos que estaremos siempre unidos y así mismo lo creemos. Es el Niño, y aunque yo ya no lo sea, él ha sido un mejor hombre al respecto. Amigos como él yo les deseo.

Diario de un Moto/Circuito (2016)
Omar Alej.


Es el mister de los tiempos,
el don Juan de los caballos,
el consorte de las sotas,
tentador.

Fue en el robo de los monos,
callejón la nube negra.
Con su traje ala de mosca,
apareció.

Usurero,
señor diablo
¿dónde esta
lo que habíamos pactado?

Mi castillo,
mi princesa,
mi tesoro,
mi dragón
y mi caballo
¿dónde quedaron?

Con la tierra
entre las manos
trabajé de sol
a sol.

El camino
lo perdí en el amor.
Con mi sangre lo pacté
y lo rompió.

Usurero,
señor diablo
¿dónde esta
lo que habíamos pactado?

Mi castillo,
mi princesa,
mi tesoro,
mi dragón
y mi caballo
¿dónde quedaron?
Cartero.

1 comentario:

Anónimo dijo...


Primero, que formas de escribir sus días/noches, los del Niño y tú... la amistad que han hecho y seguro mucho más que eso... me alegra, me emociona y a la vez me da nostalgia tanto cariño...
Me gusta escucharlos tan distintos uno del otro, en sus formas de interpretar ya sabes?... siento que así es como sonarían los momentos en donde dos vidas paralelas se empalmaran... no sé si me explique.. Es como si niño fuera un lado y tu fueras otro... la letra me hace imaginar eso, otros tiempos jaja no sé, quizás ese don juan de los caballos, el castillo, la princesa, tesoros y dragones, como un rollo medieval muy desolado... eso, un tipo que lo entrega todo y al final le quedaron mal... el diablo le quedó mal... es como imaginarlo a orillas de un camino, viendo hacia la ciudad, cantando ebrio de vino... jajaja.. si. Me gusta! fue como estar ahí...
uh uh ! sabes? lo acabo de pensar, son esas dos voces, la voz de Niño la que lo narra, tu voz la de quien lo vive...

FloresFer.