miércoles, 23 de diciembre de 2015

Carta a santa de un chico PoPbre.


¿Qué daño me recuerda tu sonrisa?
¿Y cuál dureza mía está en tus ojos?
¿Me tranquilizas porque estuve cerca
de ti en algún momento? 

Conversación. Jaime Gil de Biedma.


Help me, santa,
help me.
¿No lo ves
que pierdo el decoro?
Que la llamo al despertar
y que le digo
que padezco disfunciones de virilidad.

Help me, santa,
help me.
Estoy atrás de un trago de tequila
y me duelen las encías
de las hienas al reírme:

¡Vaya noche que he pasado!

Soy un foco de infecciones infecciosas;
mundo bobo que me adora
y me destruye:

Nadie cree
que pudiera ser así
-tan increíble como soy,
todos pretenden que pretendo,
nada más.

No los quiero thundercats
ni machinas japonesas,
yo, lo que quiero es romper la piñata;
despertarme en el medio
de una novela de Emmanuel Carrère
o ser el que lleva el café de Beyonce…

Help me, santa,
help me.
Que me quieran mucho las brujas,
tanto que no puedan conjurar
sin mi pócima secreta…
que se arranquen las paredes a besarme;
arrodillarse ante mi sombra
y predilecto quiero ser,
para quien piensa en olvidarme.

Tú eres gordo,
yo delgado.
Tú barbudo,
yo lampiño.
Tú gabacho,
yo mexica.

No podremos entendernos,
lo aprendí cuando faltaste
cada año de mi infancia.

Sin embargo,
si no atiendes, este pedimento de borracho,
yo podría matarte un reno.
Yo podría teñir de negro
tu espantoso disfraz rojo
de travelo fucking brodway.

Help me, santa,
help me,
ponme más pistachos.
Omar Alej.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Uy! que punch! (cool) me gusta el descaro, la nula vergüenza. Admitirse como se es, y al mismo tiempo tan... "increíble" como si para los demás no fueras real, todo fuera una pantalla de tí... un escenario adorado, pero destruido en cada cierre de telón :O Me gusta porque pues, y Santa qué con eso? esa forma burlona de decirle "help me" no sé, la verdad es que me hace gracia, yo siento un sarcasmo sutil. Precisamente por eso, porque nunca se entendieron ni lo harán... Me encanta ese deseo de ser imprescindible para las brujas... que "se arranquen las paredes a besarme" me gusta imaginar el frío en las mejillas, en las manos, en los labios... el ir y venir de una pared a otra... el mareo. y el chico pobre asesino de renos! teñir de negro ese disfraz rojo! yo lo aplaudo! mucho jaja me emociona! conviértelo en un santa-atroz !! tal vez así se logren entender mejor algún día...

FloresFer.