lunes, 30 de noviembre de 2015

Matas de agua: Sueño.


“¿Duermes?, le dije. ¿Duermes? Nada nada...
el lienzo funeral no era más blanco.
Sobre la tierra de los hombres, nada
verá el ojo más blanco que aquel blanco!...”

Un sueño. Gabriel D'annunzio


¿Todo sueño
está en los sueños
y no más?

¿Cómo saberlo?

¿Quién lo dirá?

¿Es dictado divino
o voluntad?

Pedí de astros
la luz
y solo eran focos
en una correa
alumbrando un matorral...

¿Por fin pude ver
o ahora estoy ciego?

¿Les pasa a todos
o soy arquitecto
de un árbol seco?

(Lo hablé
con la mirada puesta en el horizonte:

Parece que los caminos de regreso
nunca se acaban.)

No querría reprocharle
a los ríos
la ingesta de peces que vale
llegar al mar;

Pero soy un hombre
y aquí, al santiguarme,
jurando por la cruz,
sé que podría –poder, respirar…
sin que tal hecho
parezca un milagro.

Creo entender estos signos
por las hojas sin sangre que hay en las navajas,
soy el sobreviviente
de una patria que no existe más:

Ni siquiera el último profeta.

Ni siquiera el primero.
Omar Alej.

No hay comentarios: