jueves, 15 de octubre de 2015

Hombre Fuego Vs Los Ángeles.


“Cayó en tu regazo, temblando igual que tu pene,
una mujer enloquecida de amor, con el calor
de un libro recién impreso, tan aguda
como una herramienta nunca usada.”

Sharon Olds.


Yo estoy tranquilo,  
esto ya lo tengo
y cuando vengan (por esto),
para encerrarlo o sanarlo,
seré yo quien lo tenga.

Y cuando se lo hayan llevado;
yo igual lo tendré.

Es el sol en el cuerpo.
Es la luna en el alma.

La sensación es extraña;
un violento niño,
con la cabeza rapada como un amante moribundo,
está detrás del pupitre
machacando las Zetas:
dice que van donde las Eses.

Todo cohabita
en una esfera de navidad
y se da por regalo
cuando el arcoíris
solo es una ilusión óptica;   

Yo también tuve un perro;
pero no era mío.
Cuando los padres de todos los locos
volvían sucios a sus casas,
manchados de harina y aceite,
aquella bestia ladraba…

La luna ¿recuerdas?
parecía llenarse de agujeros
y como en la heladera
solo estaban las jeringas,
que el diablo nos pagó por guardarle,
no vimos las ratas.  

La vida de algunos poemas
se queda guardada sobre la piel de la musa;
en un solo poro
la era glaciar tomó sus pestañas.
He visto que hombres,
más extranjeros que yo, la lamen
y noto que el aserrín
entre sus dientes
es la suma de todos los bosques
y es nada.

<<Apréndete los himnos>>
<<Confina al enemigo>>
<<Glorifica el piloto del calentador>>
dijeron,
yo estaba atado a mi igual,
el próximo espanta-pájaros…

Los cristos de entonces
bebían en la esquina cervezas gigantes,
daban a los celadores
de cigarrillos sin aire…
Lo que dejo en las hojas
es el estado gaseoso
de lo que es lava y es sangre.

Los ojos en el viejo olimpo nos ven
y en su lugar yo agitaría una coctelera,
regalaría de mí mis dos brazos
y de la causa que indigna al gran héroe,  
también, vendería los mapas.

¿Cómo olvidar?

El cuerpo de mi muerte es silente,
levanta su vulva
y da vueltas con mi cabeza incrustada en Ella…
una tira de arlequines recortados de la prensa;
sus actos de noche
revelan que dioses vikingos
fabrican los rayos al mayoreo:

La mística, nena,
no es más que un vaso con agua.
Agitado.

Se pasó la tortura
y cuando los volkswagen´s llegaron,
para amortizar la distancia del cable,
ya no quedaban entre sus ruedas
ni flores ni cementerios.

Aquella primera piedra
quedó en ceniza
sobre una lata de Coca Cola,
podría haber reventado
y entre tanto los locutores de radio
sacar del hielo al hombre fuego.

Yo estoy tranquilo, 
esto ya lo tengo
y cuando vengan (por esto),
para encerrarlo o sanarlo,
seré yo quien lo tenga.

Y cuando se lo hayan llevado;
yo igual lo tendré.

Es el sol en el cuerpo.
Es la luna en el alma.
Omar Alej.

2 comentarios:

Carolina Torres dijo...

Controlado,unificado, haces que te obedezcan las tempestades de tu espíritu. James Allen

Mi fiel amigo , amante vagabundo, que de ti es estar viendo el mundo desde el Otoño hasta la fria Luna de Noviembre.

Vas con tus himnos dejando en cada musa un beso , yo sigo tu camino, aunque dejaras tus cenizas en el Moulin Rouge la luna en alma.

Tu y yo mi fiel amigo, el sol y el cuerpo

Alexs Venegas dijo...

Yo estoy tranquilo porque ya te tengo,
con deslumbrante luz del sol
y tenue iluminación de la luna
hasta mi alma has tocado.

Fino roce con tu cuerpo
Vislumbrando lo fino de tu piel
tocando mi corazón desgarrado
con la fuerza de este gran amor

Alegre sentimiento que invades mi ser
Palpitando mi alma se encuentra
Mientras esta sensación extraña
De Revoloteos al parecer

Cruda realidad para quienes mal me desean
Soy el fantasma de lo siniestro
Pesadilla de sus pesadillas
Y al final siempre me encuentro sonriendo

De la alegría indomable e inquebrantable
Siempre me encuentro
Pero aun más en este momento
Gracias a ese enorme ser de dulce sentimiento.

Dulce sentimiento transformado en placer
Que me regocija pues ahora recuerdo que es un ser
Palabras tiernas y sin ningún resentimiento
Enloquezco y tiemblo al estar ante su ser

Luis Jandro Venegas