lunes, 31 de agosto de 2015

¿Yo? Te amo. Mi amor sagrado.


Tuve una pesadilla y al despertar los propios locos del asilo me miraban asombrados. No sé qué habré hecho mientras dormía: ¿Qué reflejo había sido lo que yo soñaba?

Fue sencillo; solamente fue que había soñado lo que -en realidad, sentían respecto a ellos mismos… en definitiva, los excusé.

Diario de un Moto/Circuito. (2015)

Omar Alej.


Bésame, niña:

Somos iguales;
dos niños muy feos
que no cotizaron;
que han sido expulsados
del aparador…

Tenemos manchas
de sol
en las mejillas,
los dientes sucios  
y la inocencia  
de ser salvajes,
comiéndonos
y con las manos.

Dímelo alegre,
llena de risas,
que hay mundos más
sin hermanastras.

Tú estás aquí,
acompañada
por mí que soy
a quien tú quieres;

Lo has conseguido
y nadie más…

Pobres algunos,
son solo odio
y pesadillas…
malos recuerdos
y hasta nunca.

Dicen venenos
y pediría
por quien no sabe
amar primero
y amar después.

Quieren dañarnos,
“débiles”-dicen;
pero aquí estoy
y te protejo
igual que tú
a mi me proteges:

Yo soy un ángel
y tú estás divina
sabiendo que soy un amigo
capaz del bien
en nombre tuyo.

Qué claro fue
irnos nosotros:

Nuestra casita,
sin mucho lujo
y sin querer
usar de más la juventud,
es una tarde
donde las ondas
no se limitan
a converger e ir pasando:

Abren acciones
-aquí se hace,
y hacer ideó
algo mejor
que vender humo.

Te hare canciones,
una novela,
tendremos perro,
y si lo pides
renunciaré
a los parnasos
de mis dos dudas…

Daré mi fuelle
a tu alegría.

Siempre existieron
los detractores de la belleza
que no entendían
-los pobrecillos;
pero eres tú,
mujer con alma.

Perdonaré
y volveré limpio,
como me has dicho
qué debo hacerlo…

Chicas
y chicos,
seres fútiles,
cuasi mezquinos:
busquen amar,
lo necesitan.

Que bella tú
y que bello yo,
entre tus brazos,
tienes razón:

Nada es más fuerte que la bondad.
Omar Alej.

No hay comentarios: