viernes, 28 de agosto de 2015

Un mono en el camino.


La miraba ir perdiendo el control hasta que llegaba a la perturbación más absurda que haya podido ver. Yo me atacaba de la risa y la molestaba con intrigas.
Estaba poseída por ella misma y no sabía quién era.
La última vez le reproché su falso ardor; fue cuando me dijo:

<<No tienes ni idea de lo que te estoy diciendo.
Tú no sabes lo que es vivir con la persona que más has amado en tu vida>>

Diario de un Moto/Circuito (2015)
Omar Alej.


Soy el poeta oficinista,
qué delicado.
Qué insólito estar alegre
de estar frustrado.

Tomo las notas
y las releo
¿Ocultan algo
o solo es que soy muy ciego?

Mírenme así,
engominado,
diciendo <<sí>>
y luego rimando…

Me salgo aquí,
vivo encerrado
y veo que hay gente…

Van a pescar,
platican cosas,
muerden sus uñas,
se ruborizan:

¡Son tan hermosos!

Quizá el mar sea
-para mí,
menos profundo de lo que jacta;
no es como el río.

Lo que nunca objeto,
es la verdad:

Si hay camino iré;
solo,
en procesión,
obligado
o de rodillas.

Si hay camino
iré roto,
en partes,
culminante,
indistinto,
diferente,
pernoctante,
sonámbulo.

Iré siempre;
si es cansado,
si es muy largo,
si son llamas,
si hay tormenta…

Si ahí asedian
lobos viejos,
yo iré igual.

De descalzo.
Reventado por la espalda.
Amarrado por el cuello.
Con la fuerza picada
y tambaleante:

Cual si fuese
el gran espíritu
de toda enfermedad.

Si hay camino,
podrías salir a tu jardín,
prepararte limonada,
llamarlo a ese colega…
disponer una sombrilla
e ir haciendo planes;
mirarme pasar
con espuma en la boca,
como hiciste alguna vez.

El camino es cada hoja,
cada piedra,
cada gota de mercurio
y cada ser en este mundo
a la deriva en cada aire.

Si hay camino,
de fantasma,
de difunto,
de buen viudo,
de pálida piel
y alma negra.

De vil polvo
y madre tierra;
lo andaré
y seré andar.

Ya qué importa
el tiempo así
que habré pasado,
tan detenido…

Pasaré del corazón
a las palabras
y de las alas
a la escama.

Desde el este
hasta el oeste
será grato no morir
en el intento
de vivirme.

Si hay camino,
a mi modo daré gracias.

Omar Alej.

No hay comentarios: