martes, 4 de agosto de 2015

Donde el agua de los ríos.


“Toda sensación es una pregunta,
aun cuando sólo el silencio responda.”

Gilles Deleuze


No siempre en el amor,
no puedo.

A veces, más que el sol,
vive la bruma…
el eco en la distancia
me alumbra un mar oculto
y veo las esporas
con mis ojos achinados:

Yo sé que es cuerpo el aire
pues lo veo.

No es mío todo el tiempo
y ayer –ante mañana, mato horas
en hacerme de un momento,
nada más.

Entiéndeme,
querida hermana mía,
habita en mí.
Un fuego me consume
y busca en el verano
las flores que lo lleven al otoño.

No bastan a mis ojos
los milagros
y no me basta a mi con ver…
me canso de la luz
y de los fuegos de artificio;
las sombras de la noche
me guían a través del sueño abierto,
las persigo.

Nativo soy del rio,
de estaciones,
y de ese que parece
que soy yo,
allá detrás de esta colina…

Si te pido que me sigas
no señales los refugios;
nuestra suerte en la moneda
desentiende de su peso
y gira y gira.

No lo sé si es un regreso cada huida;
pero iré y no te aseguro…
siento todo por sentir
y no siempre en el amor.

También el miedo,
el dolor.
También la duda,
el espanto.

Cerca lo lejos,
lejos lo cerca…

También a ti
y también a mí.
Omar Alej.

No hay comentarios: