martes, 21 de julio de 2015

Transmisiones.


Y la voz, de Edgar Allan Poe,
surgió entre dos contenedores,
dijo estar harto del mal:
"Hazme saber, si hay algo más". 

Nadie por las calles. Love of lesbian.


Salimos de verla,
Romeo y Julieta,
la peli tan negra
en la que DiCaprio
es el hombre más blanco
que haya pisado la tierra…

Ya habían pasado cien años
desde la luna aquella  
en que vimos
por última vez el principio
de alguna historia de amor
entre dos.

Estaban cerrando la plaza
y en un café una mesera,
silbaba.
Se presentó ante una cruz  
un momento
de convenir que rezar a una antena
era muy propio de gente
como nosotros.

Y viéndolo el rayo…
y viendo la tele
que se tornaba en una lluvia a color,
con medias caras de extraños,
lo que pedimos no fue
tan personal como ser.

Lo que quisimos entonces
fue mejorar la silueta
de una farola colgante,
que iluminaba el drenaje,
por donde iba cayendo
la gasolina de un seat,
destruido…

Si para mí lo importante
son las cobayas,
el alce
y la cebra
¿Por qué iba a tener
que soñar con los escudos de armas
de las familias Capuleto
y Montesco?

Yo fui el hermano mayor
de la pequeña que llevas por dentro,
además tú querías
simplemente saber
si aquella luz asustada
se podía sacudir y bailar,
como en el mundo del juego.

No te sigo ni sabemos,
para donde irá esa calle;
encogidos nos perdimos en un túnel
y fue claro que al final
ibas sola
y yo iba solo,
recetados de pastillas
que no son lo que no somos.

Sin embargo
vale el sueño
y quien sueña vive más…
ten, son los tickets del cinema.
No llegaste;
pero el rollo/celulosa
aun proyecta aquella antena
a la cual yo le recé.
Omar Alej. 

1 comentario:

Anónimo dijo...

"¿Cómo escuchar con todo este follón?
¿a quien creer, a Dios o al corazón...?"