lunes, 6 de julio de 2015

En un vaso la lluvia.


Cuando las vi la primera vez, no sabía hasta qué punto no las había visto antes. Hoy me hace ciego  cada tiempo en el que no las vi. Gotas y gotas de lluvia en los ríos, en las piedras, en el árbol, en la luz… si tan solo me hubiesen mojado.

Diario de un Moto/Circuito. (2015)

Omar Alej.


Mi plan primordial
es no alejarme del agua;
me gusta su claro invisible  
y disfruto lo junto
que se ajusta a la ropa
cuando voy a la lluvia.

Todo lo anudo a la idea de la nube
y en los grifos me cuento
los billetes de ida, mojados.
Igual que las hadas mineras
al volver a sus teatros,
disfruto corriendo sobre los charcos
y viendo en mi vaso
el suceder fantasmal de los hielos.

Mis pies descalzos en casa,
sobre el piso helado,
son huellas de mi
al volver de un sueño en el ártico…
Don Roberto regando sus plantas
consuela semillas sin fruto
y libera el vapor de otro día.

Navego mis manos en un torrente de agua;
me limpia la cara
una brisa de fresco festivo…

Sé que la tormenta
sé que el huracán
sé que la marea
y sé que la sequía;

Pero el agua
siempre es mucho más que lo roto
y estuve parado
-de frente,
cuando el diluvio.
Omar Alej.

No hay comentarios: