lunes, 13 de julio de 2015

De vivir, Javier Krahe,va sobrado.

“La muerte no me llena de tristeza,
las flores que saldrán por mi cabeza
algo darán de aroma.”

El Cromosoma. Javier Krahe.


No se ha muerto,
Javier krahe,
ya no me mientan.

Hace apenas
unas horas
-al salir
de una novela,
yo lo vi en los caminos;

Iba yendo con el humo
y se reía
de encontrar discreta
y guapa,
a la luna
de las sabanas de seda…

De su voz,
un disparate,
una leyenda,
una mujer…

Y de un ataque,
en el acorde,
una flor viva
que se escribe
y vuelve a ser
lo que no fueron
los deseos en el escote
de la rubia.

De qué me hablan,
miserables.
Qué me cuentan…

Va más vivo
que el ahínco
del rockero
y hace más
por las maneras
que la vana transgresión.

Basta verlo,
va pasado de consciencia
y el cinismo le reserva
sus dictados de poesía
en el humor…

Canta
la canción
como se cantan
a los mares
las labores de los labios
cuando van besando,
corazón.

Fuera de él
nada es sincero
ni privado
ni muy bello;

¡Vive dios
que está muy vivo
el que ora en el idioma
del ateo!

Si no creen lo que les digo
miren por adentro
de los libros
y no salgan de ese bar
que nunca cierra;
pues no es hora de saber
cuanto aún queda del ahora.

Ahí lo tienen,
sabe algo…
no es de trampas;
pero engaña a la tristeza
y hace vida
entre los planos
del hacer más literario.

No me digan
que está muerto,
no me callen la ternura
de lo tersa que es la piel
cuando se canta.

Va cantando
y muy campante,
de morirse
no se entera;

Suelta rimas que me dicen
que vivir es divertido
y que las cimas
de la muerte solo viven
si caminas,
para huir de lo prohibido.
Omar Alej.

No hay comentarios: