martes, 28 de julio de 2015

AntiMortal.

“¡Oh! difícil es comportarse como ellos quieren
(demasiado difícil, y tal vez demasiado pronto),
tendré antes que pensarlo
                                                       ¡yo!”

Canto pagano. Rudyard Kipling 


Hay un suelo en este cielo
y por el andan colibríes muertos, ya.

La lujuria del reloj
se los llevó
en su baba blanca;
los metió en todos los huecos
y aparecen,
rompen platos
y te tocan cuando duermes.

Puede ser que falte alguno;
pero están ahí –seguro,
el aquel que manejaba con destreza la navaja,
un soldado
y un actor que versa maleficios.

Iré yo
y aun me duele,
tengo pena de morirme…

He evadido ese destino
en malabares,
con siluetas,
con pociones.
Sin embargo
mi cadáver es la esencia que respiro
y huele a mi
aquel perfume de las flores del mañana.

Cierta luna,
de tez roja,
suele ser mi madre buena
y en las sombras nos oculta.
Sirve mares de regalo,
para mí,
y la fin de algún sentido,
para un niño.

Nadie sabe si hace viento
al ver volar su casa;
es un lance del dolor que nos alcanza
y duele tanto que te parte…
da una réplica de piano sobre el pecho,
suena a un hueso que se rompe.

Mi versión de la poesía
-aun ahora,
es aquello que no es
y hay un suelo en este cielo
y por el andan colibríes muertos, ya.
Omar Alej


No hay comentarios: