miércoles, 20 de mayo de 2015

Vamos mal; nada mal.

“No me consuela mi belleza ni mi caché ni mi don…”
Diario de un Moto/Circuito. (2015)
Omar Alej.


Busco a aquel que alcance
de este modo la maldad
y que con ella
los esconda a los más buenos.

Nada sé de la poesía
ni de vidas.
Nada soy de los ardores
ni de llamas…
Tengo, para el tiempo, una reliquia
y tengo gas.

Bailo acorde a la decidía,
eso es todo:

Pretender
lo que pretendo se pretenda por parte del ángel,
por parte del demonio.

Estoy claro de belleza –siendo así;
pero igual de clara es la pasión cuando se mancha –como es.

Mis devotos son los dulces ciegos,
mis contrarias las naciones.
Tallo el germen de la estrella
y lo planto en un bote de basura.

Omar Alej.

1 comentario:

Alexs Venegas dijo...

Disfrutando del rayo de sol mientras me recuesto en el pasto aun fresco por el dulce rocío, una lectura “Camboyana” me hace pensar volar y reflexionar mientras escucho y leo un agradecimiento no de palabra sino de corazón llegando tocando el alma no se necesita de una palabra para saber que existe, orgullo al orgullo con defectos, amarguras y tristezas que no son ni un freno o un lastre sino los impulsores para crecer solo o acompañado aunque sientan que caigo en el olvido

Luis Jandro Venegas