jueves, 7 de mayo de 2015

Juego a luchar contra gigantes, compañero.

"Sábete Sancho, que no es un hombre más que otro, si no hace más que otro."
Don Quijote de la Mancha.
Miguel de Cervantes Saavedra.


Juego a sacarme de la foto
y a reír de que me digan que imposible
es el encuadre de un aroma…
a tentarlas las pasiones
con mi fiesta de silencios
y palabras,
juego.

Al deseo.
Al infierno.
A la vida.
Al momento.

Solo juego
y lo que pido
es un amigo
que no quiera
que dejemos de jugar
aun si perdemos.

No soporto a ese guardia
que me dice que con fuego no se juega
y que es más propio de los hombres
pretender que realizar…

Yo lo tengo el cuerpo chueco,
chueca risa
y vicio hueco;
soy ardid de la fortuna,
soy ardid.

Ya han venido
-y no lo logran,
salvadores
a salvarme
de mi mismo.
No es ser fuerte,
es no ver la fortaleza
del que dice
que podría protegerme
y dedicarme una canción
que al final nunca defiende;

Van solitos -como yo,
pero sin ir.

Lo lamento.
Hablé de mí ya tantas veces,
no es la regla.
Es el juego.

Y aquí estoy;
pagando por besar el corazón de la hidalguía
y buscando un compañero.

No el Don Juan.

Sí,  el Quijote.
Omar Alej.




4 comentarios:

Anónimo dijo...

Corazón noble, infantil y puro que busca aquel compañero de vida y como siempre dispuesto a jugar sin poner reglas al juego.

Carlito

Carolina Torres dijo...

La psicologia tradicional no te funciona,tienes la resilencia

¿como puedes romper las reglas del juego? Tantas musas en tu cama, cada una diferente y especial. Tratando de robarte el alma por un momento especial de deseo y placer.

Eres mi amante con alma de Sinatra, por mas que quieran salvarte, tu Corazon es fuerte, es la regla, es el sacrificio por ser un Cuerdo en un mundo de locos.

Anónimo dijo...

No te preocupes por lo que la gente piensa, no lo hacen muy a menudo.. Y no cualquiera tiene el valor de entrar al juego de tronos, aunque no deberían rechazar la oferta de quien le esta mostrando sus cartas... NINJAAAA TE AMO!

Alexs Venegas dijo...

Fortalezas que solo demuestran tener fallas aunque no las aparentan, sin necesidad de mostrar nada a nadie solo el fuerte conoce las debilidades de su propia muralla, abraza al olvidado porque tú no lo salvas del olvido pero si te salva a ti

Enfrentamientos y colapsos no imaginados por ti ni por nadie al borde del desquicio total a lo que muchos llaman locura y otros tantos le llamamos sensatez, ni fríos ni tibios pero no tentando al corazón a exigir más de lo que somos, drogados en éxtasis total de frenesí mientras me divago y viajo solo con una melodía y una deliciosa charla con un buen amigo que ni me salva ni lo salvo solo abriendo a flor de piel el cuerpo dejando latente el corazón

Luis Jandro Venegas