viernes, 8 de mayo de 2015

Aun si me hacen miserable; ahora, me dedico a ver las cosas.

Nunca fui mejor que ahora; pero en una ocasión -ese de ayer, dijo lo mismo.
Diario de un Moto/Circuito. (2015)
Omar Alej.


Fui ladrón
y fui robado si hubo algo que robar;

Fui de aquella
que se ha ido con aquel
y es por ellos que no salgo a recibirlos
cuando llaman a mi puerta con noticias
del arcángel Gabriel.

Pero hoy,
escrito esta,
a través del vino blanco,
me dedico a ver las cosas:

Mi cartel en la pared
y revistas donde citan con muy mala ortografía
la poesía del final.

(Una que otra oscuridad de piel roída
también se viene e igual se va.
La siento irse totalmente)

No estés tú trayendo luz;
no destruyas lo que veo
cuando toco en tu interior
las campanas que suenan por mí…

Una vez en navidad nació Jesús
y borracho no lo vi al niño roto,
lo besé porque tenía hedor de luna en su ojo de botón;
son buenos tiempos aquellos
y Coraline aun cada tanto
se va haciendo -por la puerta, la ronda loca de los miedos.

Ya no tengo el don sagrado de fingir,
sé que estoy solo
y que al vender mi corazón
no recibí amor a cambio.

A través del vino blanco,
me dedico a ver las cosas:

Las farolas de la calle,
las que cambian cada día
en un viejo amanecer.

Yo camino y se hace ver el cielo azul
que luego es negro.

A través del vino blanco,
me dedico a ver las cosas
por si acaso…

Trivia es quien dice
lo que es nuevo.
Yo soy otro cada día,
solo otro
y a través de mi gran duda
me dedico a ver las cosas.

Ya después lo que hay oculto en esas cosas
me hace ver cuanto no veo.
Omar Alej.

1 comentario:

Carolina Torres dijo...

Admiras el cuerpo que te da placer.

Deseas una alma perfecta sin querer buscarla.

Buscas respuestas que tu mismo ya sabias sin querer juzgarte.

Igual y un dia bailemos con el amor fingiendo que no nos importa.