viernes, 27 de febrero de 2015

Lo hicieron los dinosaurios.



Al salir hoy de casa
he encontrado
un neumático en llamas
en mitad de la calle.
Ojala lo hubiese hecho yo.

Sobre los muros
dejaron escrito un mensaje
de poco sentido
y lucidez a la vez.
Ojala lo hubiese hecho yo.

He encontrado
al llegar a la esquina
a un grupo de obreros matando
a una burguesa que podría ser su hermana.
Ojala lo hubiese hecho yo.

Al mismo tiempo
una pandilla de niños,
que ya podrían ser cualquiera,
buscaba en el cielo señales de Dios.
Ojala lo hubiese hecho yo.

Me percaté que llovía
porque a mi lado pasaban
mujeres hermosas
llevadas del cuello por señoritos con prisa.
Ojala lo hubiese hecho yo.

Los vi gritando amenazas,
censurando las leyes,
carcomiéndose al mundo,
repudiándolo al rey
y decretando un gran sueño
como origen del hombre.

Ojala lo hubiese hecho yo;
pero mi obra no ha sido
más que unos cuentos poemas
que denuncian faltas a la poesía.
Omaral.

1 comentario:

Alexs Venegas dijo...

En la sobrevicencia del hombre mundano que creen que es menos y que siempre destaca, simbolizado por su grandeza en la que ni el mismo cree

Afortunado el que lo conoce y aprende a ser llevado ni siquiera del brazo sino por delante demostrando lo que ha aprendido y no como carne de cañon sino su basto conocimiento

Ojala lo hubiese hecho yo; puesto que aprendo sin detenimiento aun con momentos reflexivos y aun mas con cada vibración que recorre mi cuerpo con toda palpitación en el sombrio camino y alucinante descubriendo siempre con asombro cada instante