martes, 23 de diciembre de 2014

Goodfellas, mis chicos.

"Si queremos que todo siga como está, es preciso que todo cambie."
Lampedusa.

a la Ray Ban Gang Band.


Espectro de los barrios del sur,
yo sueño para ellos
la emoción de los vértigos.
La radiante luz
de las madrugadas al irse acabando
y que no los olviden
las palabras de acero.

Te los pido contentos,
al rumbo impreciso
con el paso firme.

De ellos va huido y regresa
mi color militante de vago;
cuando hace viento son ellos
batiendo las manos al aire.
Cuando hay tiros recuerdo
el día que Scorsese los inventó
como a algo más que hombres.

Qué lindo seria,
para el mundo mundial,
conocer su corazón de volcanes
y verlos
cuando se vuelcan
en una pasión sin registros
ni orden.
Nomás por sentir.

Su expresión me parece
de una tradición que no tiene
ni verdad ni mentira:

Divinamente, coraje.

Les he de servir si es que sirvo…
es mi terror que los convenza el tiempo,
por eso rompo esta lanza.
Clavo rodillas al suelo,
invento un dios con tendencia al estilo
y le pido que mis amigos no teman.

(a ser posible
me quieran también
como yo los quiero.)
Omaral. 

No hay comentarios: