viernes, 31 de octubre de 2014

Bon Vivant es un Snob...y super bien.


Él es el mister Bon Vivant:
le alegra el absurdo
de cada virtud
y cada defecto…
se cose a los besos
que tiran al aire las locas
por Alain Delon.

Tiene la suerte
en una moneda
y el alma caliente
conservada en champagne;

Come las ostras mirando
un cartel de toros.

Desvela la noche adorando a Sinatra
y se come las uñas frente del retrato de George Braque.
Cuando el sol que madruga
le fastidia la vista,
lo cambia de sitio
metido entre modelos turcas
con mil quinientos hilos
de suavidad.

Navega en solitario
siguiendo a la luna
y atraviesa viejos mapas
en busca de un galeón que surge del mar.
Al atardecer prepara ravioles
y toca el ukelele
componiéndole al mundo
una sonata hedonista de mar.

Su casa en el cielo
tiene código postal exclusivo
y no hay llaves.
Avanza citando la vida de Brian
sobre alfombras voladoras
tejidas en cachemir…

Solo tiene fe en el deseo
y en la vida de un dios
que paró en un portal
pidiendo limosna,
para dar de comer
a una virgen,
a un niño
y a un burro.

Él es el mister Bon Vivant.
Todas las patrias lo quieren de suyo;
cada uno de los hombres denuncia
su falta de humildad.

Omaral.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

La Luna su cabecera
Su unico deseo que lo mantiene con esperanza

Hierve su alma por encontrar su propia fe....

Anónimo dijo...

Cada quien tiene su manera de ser "Bon Vivant" algunos van de los gustos mas exóticos y otros de lo que no va ligado a lo material pero creo que cada quien es snob a su manera, cuestión de enfoques nada mas.

Carlito